La compañía petrolera de bandera YPF se desprendió de nada menos que 124 estaciones de servicio y agroservices que tenía en 17 provincias. Lo hizo para vendérselos a la firma estadounidense Gulf, que se instalará en nuestro país.

La operación involucró un monto de 22 millones de dólares pagados por Delta Patagonia, intermediaria en la compraventa y en la llegada de la petrolera norteamericana a la Argentina.

“Con esta operación de compra y las futuras inversiones en marca e imagen de las estaciones tenemos pensado invertir en los próximos cinco años más de u$s22 millones”, afirmó en un comunicado Ignacio Hermida, presidente del Directorio de Delta Patagonia, compañía con sede en Buenos Aires y que controla 900 estaciones de servicio.

Por su parte, Eduardo Torras, gerente general de la compañía, destacó que tienen preparado un “plan ambicioso de embanderamiento para todos los puntos de venta adquiridos en el próximo año y medio y aspiramos a seguir ampliando la red para llegar a 150 puntos de venta para 2022”.

Gulf es una marca icónica de combustibles y lubricantes con 116 años de historia. Fue la primera estación de servicio en los Estados Unidos. En Argentina forma parte del mercado de los lubricantes.