Crearon un blog para denunciar abusos y las obligaron a cerrarlo
Crearon un blog para denunciar abusos y las obligaron a cerrarlo

En octubre de 2018 un grupo de mujeres y lesbianas se unieron para denunciar de manera anónima los abusos que sufrieron cuando eran adolescente de parte de los integrantes de la banda musical Onda Vaga. Los testimonios narrados en un blog comenzaron siendo 10 y terminaron sumando 45 denuncias.

Pero a fines de 2018, mientras la denuncia de Thelma Fardín a Juan Darthés revolucionó la agenda mediática y empoderó a más mujeres para denunciar los abusos, ellas fueron intimadas por un representante legal de los músicos para que cerraran el blog. Y se vieron obligadas a hacerlo. Ahora sus denuncias no se pueden encontrar más en la web. 

"Yo tenía 18 años, Marcelo Blanco arriba de los 30. Onda Vaga tocaba en GAP. Empezamos a besarnos, hasta ahí llegaba mi consentimiento. No había tenido otro tipo de relación hasta el momento. Después de un rato me llevó afuera del lugar, a la vuelta, en la calle y empezó a besarme cada vez más fuerte hasta que empezó a tocarme y a meterme los dedos. Yo le decía que no y trataba de cerrar las piernas. Pasaba gente, nos miraba. Y siguió. No paró, me dolía. Me metió en un baño. Rápidamente se desabrochó el pantalón, se lo bajó y me empujó desde la espalda para que no pudiera ver". Este es uno de los testimonios que figuraba en el blog y que Revista Cítrica ha recuperado junto a una entrevista a las chicas que denunciaron los abusos.

"Desde que publicamos el blog recibimos hostigamientos por parte de algunos integrantes de la banda. Por whatsapp, por facebook, por teléfono. Al mes de la publicación, sacaron un comunicado donde no se hacían cargo de nada. Y en el plano legal, Marcelo Blanco y Joaquin Korn (amigo y fotógrafo de la banda) tuvieron intentos de dar de baja la página vía Wordpress, primero denunciando la utilización de su foto y luego del nombre de la marca con el supuesto fin de dañar su imagen pública. El lunes 11 de diciembre llegó una intimación por mail, donde el abogado de la banda, especialista en informática, amenaza con una denuncia de carácter judicial en caso de no eliminar la página", cuentan cómo sufrieron en los últimos meses. Después de ser abusadas, también perseguidas por denunciar los abusos.

Leé la nota completa en Revista Cítrica.