Dos turistas argentinas murieron en Cuba, en un accidente de ómnibus, ocurrido a la altura del kilómetro 25 de la carretera Guantánamo-Baracoa.
 
En el mismo desastre vial también perdieron la vida otras 5 personas, mientras que 33 pasajeros resultaron heridos.
 
Las argentinas fallecidas fueron identificadas como Roxana Lauseda Gómez y Nadia Carolina Flores, ambas de 35 años.
 

 
El accidente ocurrió en una pendiente conocida como Loma Herradura, y se produjo -según las versiones locales- cuando el conductor de un micro de la empresa Vía Azul, que trasportaba 40 pasajeros desde Baracoa hacia La Habana, perdió el control del vehículo al intentar adelantarse a otro.
 
Entre los heridos figuran otros dos argentinos, Daniela Mateuchi (29 años) y Constantino Ziekeridis (27 años), quienes estarían sin riesgo de vida.
 

 
El diario El Nuevo Día publicó el testimonio de un estudiante de medicina argentino, Fabricio Godoy, de 24 años, quien narró que estaba "medio dormido" y se despertó "confundido por los gritos de los demás pasajeros". 
 
Allí vio cómo el ómnibus perdía el control: "Estaba muy resbaladizo el asfalto y se volcó hacia el lado izquierdo, y en ese momento 'voló' la gente". Él, sin embargo, salió caminando, sin ningún golpe.
 
Godoy viajaba solo por Cuba y sostuvo que "la atención recibida ha sido perfecta, el personal es muy atento, han estado muy pendientes de mí, preocupados por mi estado".