El calentamiento global no es una novedad, pero sus consecuencias directas sobre nuestro ambiente son cada año más preocupantes. La pérdida anual del volumen de hielo en la Antártida se multiplicó por seis en los últimos 40 años.

Según un estudio publicado por Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America la masa de hielo se derrite cada vez más rápido provocando el crecimiento del nivel del mar en todo el mundo. Entre 1979 y 2017 el derretimiento de la masa antártica provocó que el mar suba 1,4 centimetros.

El ritmo de deshielo, en aumento continuo, podría dejar a varias ciudadades costeras bajo el agua. "Si las capas de hielo de la Antártida continúan derritiéndose, tendremos un aumento de varios metros del nivel del mar en los próximos siglos" aseguró Eric Rignot, presidente de Ciencia del Sistema de la Tierra de la Universidad de California y autor del informe.