Un hombre de 50 años asesinó salvajemente a golpes a su esposa en la localidad de Galvez, Santa Fe. Este nuevo femicidio incrementa la desesperante cifra de 13 asesinatos de mujeres en lo que va de 2019.

A pocas horas del crimen de Agustina Imvinkelried en la misma provincia, un nuevo caso vuelve a estremecer a la población. Jorge Trosero le quitó la vida a su esposa provocándole la muerte a golpes en su cabeza con una maza. Fue el mismo detenido quien se comunicó con el 911 y le pidió a la policía que asistieran a su domicilio.

"Vengan porque maté a mi mujer", fue la frase que sorprendió al operador telefónico del Comando Radioeléctrico. Rápidamente la policia llegó a la casa del matrimonio, donde encontró al hombre sentado junto al cuerpo de su esposa. La mujer aún con vida fue trasladada al hospital donde falleció luego de sufrir un paro cardiorespiratorio.