Marcharon en Pompeya por Carla Soggiu, desaparecida tras denunciar a su ex pareja
Marcharon en Pompeya por Carla Soggiu, desaparecida tras denunciar a su ex pareja

Carla Soggiu tenía un botón antipánico desde fines del año pasado, después de haber denunciado a su ex pareja y padre de sus dos hijos por agresiones y violación.

El martes a la noche lo activó dos veces en lugares distintos y después desapareció. El hombre tiene una restricción de acercamiento y también lo están buscando.

Familiares, vecinos y amigos marcharon convocados por la familia de Carla Soggiu, desde la Plaza Traful, frente a la Iglesia, para pedir por su búsqueda. 

La última vez que la vieron estaba a pocas cuadras de su casa en el barrio porteño de Pompeya y, cerca de las seis de la tarde, llamó a su mamá.

No volvió a contactarse con nadie a partir de entonces y tampoco respondió más su teléfono. Así, después de varias horas de intentar hablar con ella pero sin éxito, la familia denunció su desaparición a la Policía de la Ciudad.

Al ingresar sus datos fue cuando advirtieron la denuncia previa que la mujer había presentado en contra su ex, así como también la activación del dispositivo de seguridad.

La primera vez fue a las 20.07. Se comunicaron con ella y Carla manifestó "que estaba desorientada". A las 21.14, sin embargo, volvió a pulsar el botón. En esa oportunidad dijo que estaba en un auto del cual no pudo aportar datos, circulando por "una calle de tierra con abundante barro".

"Carla tiene hidrocefalia", explicó la mujer, y señaló que si recibió algún golpe en la cabeza puede ser que haya tenido algún efecto colateral. "Ella puede estar desorientada, como perdida", aseguró.

Soggiu, de 28 años, salió del trabajo el martes a las seis de la tarde, pero no volvió a su casa. La situación se vuelve más desesperante porque ella tiene un botón antipánico desde el 27 de diciembre por disposición del Juzgado Civil N° 9 de la Ciudad de Buenos Aires, luego de que su expareja, Nicolás Fuentes, la mantuviera cautiva durante algunos días en su casa, la violara y la golpeara. También rige una restricción de acercamiento.

El hombre estuvo detenido pero salió en libertad los primeros días de enero. Es el padre de los dos hijos que tiene Carla.

La joven vestía una remera manga corta gris oscura, con letras blancas, un jean y unas zapatillas de lona rosa.