Las inundaciones en el norte de Santa Fe provocarán una pérdida de 230,7 millones de dólares de acuerdo con una estimación de la Bolsa de Comercio de Rosario en base a la campaña 2018-2019 para maíz, soja, girasol, algodón y sorgo.

@CRAprensa
@CRAprensa

El estudio abarcó los departamentos de Nueve de Julio, Vera, General Obligado y San Javier, donde hay anegamientos e inundaciones importantes y se contemplaron las pérdidas de ingresos brutos futuros por no poder sembrar ciertos cultivos, por área no cosechable y por caídas en los rindes promedios a causa de los eventos climáticos.

Sin embargo no se tuvieron en cuenta las erogaciones adicionales que se deberán ejecutar para efectivizar la resiembra de algunos cultivos ni las pérdidas por calidad.

El informe también apunta el problema financiero, porque “ante el escenario de altas tasas de interés actuales, las pérdidas de capital de trabajo de los productores será muy grave y desalentarán las futuras siembras e inversiones en el sector".

En un cálculo detallado, la pérdida de 230,7 millones de dólares surge de la suma de 104,4 millones por maíz, 52,3 millones por soja de primera, 47,7 millones de segunda, 7,4 millones por girsasol, 5,9 millones de algodón y 3 millones por sorgo.