El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este miércoles la ruptura de relaciones diplomáticas con EEUU, a cuyo Gobierno acusó de promover un golpe de Estado en Caracas.
 
 
 
"A partir de este momento rompo relaciones diplomáticas con EEUU", dijo Maduro desde un balcón del Palacio de Miraflores durante una jornada marcada por manifestaciones oficialistas opositoras, en el marco de la polémica auto juramentación del diputado opositor Juan Guaidó, jefe del parlamento, como "presidente interino" del país. 
 
"Aquellos que me llaman dictador, ahora quieren imponer un presidente", ironizó Maduro
 

 
Antes, y frente a una multitud, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) Diosdado Cabello, aseguró que "desde esta noche nos mantendremos en vigilia en el Palacio de Miraflores".
 
 
En un encendido discurso ante el pueblo chavista en Caracas, en una marcha "en defensa de la paz y la soberanía de Venezuela", expresó que "el que quiera ser presidente, venga a Miraflores".
 

 
"Camaradas tengo que alertarlos que podríamos sufrir algún daño porque ellos no tiene escrúpulos. Si ellos vienen a atacarlos, tomen su bandera y sigan adelante en su lucha", señaló.
 

 
Diosdado Cabello había confirmado que Nicolás Maduro no iría hasta la concentración chavista en la plaza OLeary, y pidió oportunamente a los asistentes, marchar hasta el Palacio de Miraflores -Casa de Gobierno- para reunirse en ese espacio.
 
"Si algo nos pasa a alguno de nosotros, el que venga detrás tome la bandera de lucha en homenaje a los que buscaron la libertad", expresó Diosdado Cabello tras la polémica auto juramentación de Juan Guaidó como presidente interino.