Los aeronáuticos nucleados en los gremios APA, APLA, APTA, ATCPEA y UPSA habían anunciado medidas de fuerza para este jueves, pero el Gobierno dictó una nueva conciliación. El conflicto es por la falta de avance en las paritarias.

Luego de una amenaza de paro de trabajadores aeronáuticos de Latam, el Gobierno activó una nueva conciliación obligatoria para desactivar la medida de fuerza que hubiera afectado a 56 vuelos y a más de 9 mil pasajeros.

“Hemos demostrado en todo momento la mejor predisposición y buena fe en cada instancia de diálogo buscando siempre llegar a un acuerdo consensuado”, indicaron los aeronáuticos en un comunicado en el que denuncian que “la intransigencia empresaria ha impedido sistemáticamente cualquier tipo de avances, haciendo fracasar las negociaciones”.

El comunicado cierra así: “Instamos a los directivos de LATAM, responsables de esta situación, a trabajar 'verdaderamente' para la resolución de esta instancia de negociación salarial, y evitar conflictos que los gremios aeronáuticos no deseamos ni provocamos”.