A caballo de la recesión, las importaciones y el cierre de empresas, la era Cambiemos sigue reforzando los números rojos del empleo. En noviembre pasado y en términos interanuales, el empleo registrado mostró una caída del 1,4%, lo que representó una pérdida de 172.200 puestos laborales, según un informe del Ministerio de la Producción y el Trabajo.

Según las cifras, la mayor sangría se registró en el sector privado, donde hubo 117.700 ocupados menos en doce meses. Solo en noviembre (post hiperdevaluación) se perdieron 24.700 empleos 

La mayoría de quienes se quedaron sin trabajo eran del sector industrial (61.800), seguios por el comercio (30.800) y la construcción (18.800).

En tanto, hubo algunas tímidas subas de empleo en agricultura (7.600), educación (7.100), minería (3.900), servicios sociales y salud (1.600).

En cuanto a los datos de diciembre, la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) entre los empresarios adelanta una caída del empleo de 2,3% comparado con el mismo período del año anterior.