El titular de la AMIA pidió licencia tras la polémica por la carta a la DAIA
El titular de la AMIA pidió licencia tras la polémica por la carta a la DAIA

La difusión de la carta en la cual la AMIA solicitaba a la DAIA retirarse de la causa contra Cristina Kirchner por la firma del Memorándum con Irán marcó el fin de la gestión de Agustín Zbar al frente de la mutual.

Diversos sectores de la dirigencia judía, especialmente los ultrarreligiosos alineados detrás del rabino Samuel Levin en el BUR (Bloque Unido Religioso) interpretaron que la publicación de la carta generó un efecto opuesto al que se buscaba, que era alejar a la comunidad judía de las disputas políticas.

De este modo, el pedido de licencia por tiempo indefinido, que constituye una virtual renuncia, deja al frente de la AMIA a quien se desempeñaba hasta ahora como vicepresidente, Ariel Eichbaum.

A la propia dinámica de la dirigencia judía, se sumaron en los últimos días los frenéticos movimientos del gobierno nacional para que Zbar fuera apartado luego de lo que se interpretó como una movida contraria a los intereses oficialistas, que pretenden mantener a la ex presidenta en la mayor cantidad de causas judiciales que sea posible.

"Entendí erróneamente que era mejor para preservar a la comunidad de una contienda política de orden nacional, que esa causa en etapa de juicio oral prosiguiera sin la participación de la comunidad como querellante. Por eso impulsamos ese pedido a la DAIA", señaló Zbar en su pedido de licencia.