El nuevo golpe al bolsillo que significó el nuevo episodio de la saga del tarifazo en la luz (26% promedio y subas de hasta el 32%), sumado al incremento en los boletos del transporte, la garrafa y las prepagas, crearon un colchón inflacionario que se notará cuando aparezca la bendita cifra de febrero.

Las consultoras privadas ya están trabajando con una hipótesis de un 3% de inflación para febrero y hasta superior para el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

En enero la inflación cerró en aproximadamente el 2,5 por ciento según las mismas consultoras, aunque el dato oficial se dará a conocer el 14 de este mes, Día de San Valentín.

El presunto 3% está por arriba de lo que habían previsto los mismos analistas en diciembre. Con ese dato, también aparece como poco probable la profecía de menos del 29 por ciento de inflación para todo 2019. De hecho ya se habla de un piso de 30 puntos.