Foto: @sipreba
Foto: @sipreba

Ya son 17 los despidos en Editorial Atlántida. Se sumó este miércoles una nueva trabajadora a la primera lista que había elaborado la empresa, en lo que constituye una fuerte ofensiva patronal.

Los trabajadores señalaron que Atlántida apuntó especiamente contra empleados con más de diez años de antigüedad, incluso algunos cerca de la edad de jubilarse, y que les inventaron supuestas causas para evitar el pago de las indemnizaciones que corresponden.

Por esa razón, se declararon en asamblea permanente y anunciaron las medidas de fuerza que comenzarán a tomar para exigir el diálogo -ya que la empresa no los atiende- y la reincorporación de sus compañeros.

Este es el comunicado que emitieron:

Ni un despido en Atlántida #PeriodismoEnEmergencia

Las y los trabajadores resolvimos en el día de hoy, 6 de febrero, decretar el Estado de Asamblea Permanente hasta el viernes 8 inclusive. También definimos convocar a un paro de 2 horas el lunes 11 y realizar un acto frente al edificio con el apoyo de todos los compañeros del gremio para exigir el cese de los despidos y la reincorporación de los compañeros.

Hoy se sumó un nuevo despido realizado bajo la misma modalidad: una compañera intentó ingresar al edificio, le prohibieron la entrada y le comunicaron que había sido despedida y debía esperar la llegada del telegrama a su domicilio y la comunicación del área de Legales.

Si bien la empresa presenta estos 17 despidos como casos individuales con diversas causas para no pagar las correspondientes indemnizaciones, está claro que se trata de un ataque al conjunto de los trabajadores que debe ser abordado de manera colectiva.

Durante la asamblea se hizo un balance positivo del paro realizado en el día de ayer, 5 de febrero, ya que desde la Secretaría de Trabajo se convocó a una audiencia con representantes de la empresa para el próximo 12 de febrero.

La asamblea contó con la presencia del abogado del Sipreba, Guillermo Gianibelli, representantes de la Comisión Directiva del Sipreba, representantes de Fatpren y delegados de Clarín, Página 12, Telam y Publiexpress.