Ocho empresas de la Argentina están habilitadas desde ahora a exportar biodiésel a la Unión Europea, según oficializó el bloque continental luego de que se confirmara el acuerdo que permite la exportación sin pagar tasas especiales. Se trata de aranceles que iban del 25% al 33,4 por ciento.

Sin embargo, la apertura europea tiene una condición: las ventas deberán ser a un precio mínimo establecido, basado en el valor promedio mensual del grano de soja publicado por la Secretaría de Agroindustria. A su vez, las cifras deberán estar basadas en los precios de cierre del mercado de futuros de granos de Chicago. 

Según confirmó la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), las ocho empresas autorizadas para la venta a la UE son Aceitera General Dehesa (AGD), Bunge Argentina, Louis Dreyfus Company Argentina, Molinos Agro, Oleaginosa Moreno Hermanos, Vicentin, Cargill y COFCO International Argentina.

Al respecto, desde Carbio estimaron que la reactivación de los envíos de biodiésel a Europa generarán entre 900 y 1000 millones de dólares anuales extras para  nuestro país, equivalente al embarque de un millón de toneladas.