Francia le ofreció asilo político al diputado que dejó Brasil por amenazas de muerte
Francia le ofreció asilo político al diputado que dejó Brasil por amenazas de muerte
El Gobierno francés ofreció asilo político al exdiputado brasileño Jean Wyllys, símbolo de la lucha por los derechos del colectivo LGTBI, quien renunció a su mandato en la Cámara de Diputados y dejó el país sudamericano el pasado enero tras recibir numerosas amenazas de muerte, informaron medios locales.
 
Wyllys comentó en una conferencia de prensa que no pretende aceptar la oferta del Gobierno francés y que permanecería en Berlín, donde reside actualmente, pues "el asilo político tarda un tiempo, hay otras personas que lo necesitan; para mí, quedarme aquí (en Alemania) con un visado de estudiante o de investigador es mucho mejor", aseguró, según recoge el portal de noticias UOL.
 
El exdiputado brasileño afirmó que pretende trabajar como profesor invitado en alguna institución educativa y que varios amigos le están ayudando en esta nueva etapa, en la que no piensa dejar de hacer política, aunque sea fuera de las instituciones.
 
El exdiputado también afirmó haber recibido como una confirmación su decisión de dejar Brasil la reacción del presidente Jair Bolsonaro, cuyo mensaje en Twitter, pocos minutos después del anuncio, decía que ese era un "gran día" y que se interpretó como un gesto de celebración.
 
"Lo celebraron en las redes sociales, ese es el nivel del presidente de Brasil (…) no basta ser un imbécil y un incompetente que no sabe nada de economía, políticas de salud, educación, vivienda e infraestructura, tiene que ser descarado, un niñato que trata la democracia de esa manera", lamentó el diputado, que añadió: "Me dio la razón de que, de hecho, Brasil ya no es un lugar para mí".
 
Wyllys pertenecía al izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y durante sus dos legislaturas en el Congreso Nacional se convirtió en un símbolo de la lucha por los derechos de la comunidad LGTB en Brasil; desde hacía meses vivía con escolta policial debido a las continuas amenazas de muerte. (Sputnik)