Los colectiveros siguen sufriendo la violencia urbana y el último hecho, ocurrido en la localidad bonaerense de San Martín, dejó como saldo un chofer baleado por al menos un delincuente que lo asaltó en la esquina de Constituyentes y Fleming.

El hecho causó que los choferes de las líneas 78, 87, 111 y 127 decidieran parar en reclamo de más seguridad.

El ladrón robó también a quienes viajaban en el colectivo. En medio del atraco disparó dos veces; una de las balas dio en una de las manos del trabajador del volante.