Sociedad

Banfield restituirá la condición de socios del club a los detenidos-desaparecidos

En un proyecto novedoso en materia de DDHH en el fútbol argentino, el club de Lomas dará un paso fundamental para reivindicar a sus hinchas víctimas de la última dictadura militar. Además, pintarán un mural en el estadio y harán un acuerdo con Abuelas de Plaza de mayo para sumarse a la campaña de búsqueda de nietos/as apropiados/as.

El club Banfield lanzó una campaña que se propone restituir la condición de socios/as del club a los/as detenidos/as-desaparecidos/as durante la última dictadura militar, como parte de un plan más ambicioso en materia de derechos humanos.

El proyecto, una verdadera novedad en el área de DDHH, arrancó con una volanteada antes del partido que el primer equipo jugó con River el último domingo por la fecha 19na. de la Superliga Argentina, y convierte a Banfield en la primera entidad del país que busca devolver su condición de socios/as a personas detenidas-desaparecidas.

El argumento para dar ese paso es que no se trata de personas fallecidas, sino detenidas-desaparecidas. O sea, no dejaron de abonar la cuota social por su propia voluntad y, por ende, no se los puede dar de baja ni por falta de pago ni por muerte, por lo que las instituciones deben mantenerlos en su padrón.

La iniciativa corresponde al grupo Banfield por los DDHH, pero el club la hizo propia por medio del área de Derechos Humanos de la Subcomisión de Socios. La Institución aportará sus padrones y la logística para trabajar con los casos que eventualmente se reúnan.

Este paso forma parte de un proyecto que incluirá la pintada de un mural en el mismo estadio “Florencio Sola” para recordar y homenajear a los/as detenidos/as-desaparecidos/as de la zona (la llamada “división perdida” del ENAM y los nacidos en el Pozo de Banfield, entre otros), mientras se busca un acuerdo con Abuelas de Plaza de Mayo para que el club se sume a la campaña de búsqueda de nietos/as apropiados/as.

El grupo Banfield por los DDHH fue uno de los iniciadores de promover llevar a las canchas el reclamo contra el 2x1 para genocidas en 2016, el pedido de aparición con vida de Santiago Maldonado, en agosto del 2017 (primero con una bandera, después con carteles en medio de la tribuna y más tarde con volantes que cayeron desde una avioneta), y de reivindicar el concepto de Memoria, Verdad y Justicia en 2018 (los jugadores posaron con la bandera).

A partir de iniciativas similares y otras experiencias en otros clubes, se conformó en marzo de 2018 la Coordinadora de DDHH del Fútbol Argentino, en la que confluyen unas 25 entidades argentinas de todas las categorías.

“Para nosotros es importante resignificar la experiencia de compañeros y compañeras desaparecidos. Muchos de los que componemos el área tenemos militancias social, sindical, política, y creemos en el aporte cuantitativo y cualitativo de aquellos compañeros por una sociedad más justa”, explicó Juan Quiroz, integrante de Banfield por los DDHH.

Para el militante, “construir una perspectiva de derechos humanos desde un club de fútbol es central, porque pone en debate también cómo poner al deporte al servicio del pueblo, de los vecinos, de los socios y socias”.

“Buscamos formar clubes en los que la participación no sea solo ir a la cancha o practicar una disciplina, sino generar espacios de encuentro, a través del cual canalizar inquietudes, malestares, las cuestiones sociales que nos atraviesan. Y lograr respuestas colectivas”, remarcó. 

Noticias de “Derechos Humanos”
Seguinos