El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que este jueves arribó al país un lote de medicamentos provenientes de Rusia, como parte de la asistencia técnica en la que también participa la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
 
"Hoy está llegando a Venezuela un lote muy importante de medicamentos, 7,5 toneladas de medicamentos desde Rusia, medicamentos para seguir equipando todo lo que tienen que ver con las necesidades de medicamento de nuestro país", dijo Maduro en una reunión con el ministro de Salud, Carlos Alvarado, y una delegación de la OPS.
 

 
El presidente venezolano, desde el Palacio de Miraflores (sede de Gobierno), hizo un contacto con el equipo que estaba descargando los medicamentos y destacó que estos serán distribuidos en diversos centros de salud del país con el apoyo de OPS.
 
Estas 7,5 toneladas de medicamentos serán pagadas por Venezuela, según Maduro.
 
Además, aseguró que su país vive una "persecución financiera internacional" por parte del Gobierno de Estados Unidos, que le impide la adquisición de medicamentos.
 
"Se atacan las compras internacionales de medicamentos de Venezuela, tenemos que hacer malabarismos para mover el dinero que tenemos disponible, de las cuentas bancarias que tenemos en el mundo, pagar para que los medicamentos sean debidamente cancelados y vengan, eso es una travesía", añadió.
 

Marcha en favor de Nicolás Maduro en la frontera con Brasil.
Marcha en favor de Nicolás Maduro en la frontera con Brasil.

 
El cargamento proveniente de Rusia llega dos días antes de la fecha establecida por la oposición para el ingreso de ayuda humanitaria donada por EEUU y otros países y que no cuenta con la autorización del Poder Ejecutivo.
 
La oposición venezolana anunció que este sábado ingresarán por la frontera los cargamentos con alimentos y medicamentos donados por EEUU y otros países, los cuales fueron tildados por el presidente Nicolás Maduro como “migajas” y “un show para justificar una intervención en el país”.
 
El diputado opositor venezolano José Manuel Olivares aseguró este jueves en la ciudad colombiana de Cúcuta que la ayuda humanitaria ingresará a su país a partir de las 9 hora local de este sábado a través de cuatro puentes fronterizos.
 
"Nosotros no somos el Gobierno anterior (del presidente Nicolás Maduro); no vamos a pasar por trochas, ni de madrugada, ni somos contrabandistas", dijo Olivares.
 
El paso se hará por los cuatro puentes que comunican el departamento Norte de Santander con el estado venezolano de Táchira, y en cada uno habrá un responsable coordinando el paso de las ayudas, según Olivares
 
En el puente Simón Bolívar el responsable será el diputado Olivares, mientras en el puente Tienditas estará a cargo su homólogo Ismael García; en el puente Francisco de Paula Santander estará la diputada Gaby Arellano, y en el puente Unión, el exalcalde Omar Lares.
 
Arellano recordó en la misma rueda de prensa que el 5 de julio de 2016, mujeres vestidas de blanco lograron pasar la frontera para llevar medicamentos y comida a Venezuela, y aseguró que "eso es lo que vamos a hacer los tachirenses el próximo 23 de febrero".
 
Los diputados opositores afirmaron que a ambos lados de la frontera habrá presencia de miembros de las iglesias católica y evangélica, una misión de paz y observación de la Organización de los Estados Americanos, así como parlamentarios de Colombia, Paraguay, Chile, México, Argentina y otras naciones.
 
De forma simultánea, dijeron los diputados, operaciones similares se realizarán en el mar Caribe, desde Brasil y en otro punto de la frontera venezolana que no especificaron. (Sputnik)