A siete años de la tragedia ferroviaria de Once, sobrevivientes, familiares y amigos de las víctimas realizaron esta mañana, desde las 8.32 (hora del siniestro), un homenaje en el lugar del accidente.

Este nuevo aniversario, encontró a los principales responsables presos y con condena firme: el motorman del tren, Marcos Córdoba, el empresarios de la empresa TBA, Sergio Cirigliano, y los exministros de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, y Ricardo Jaime.

En tanto, el exministro Julio De Vido fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión por defraudación contra la administración pública.

Durante el acto, los padres de Lucas Menghini Rey, María Luján Rey y Paolo Menghini, leyeron un comunicado en el que informaron sobre el estado de las causas y reclamaron sobre la necesidad de que se apruebe la extinción de dominio para que el dinero de la corrupción pueda reparar los daños materiales que sufrieron las familias de las víctimas .

"No pedimos se se viole el código civil ni la constitución pero la política no puede mirar para otro lado. Que el congreso deje de amparar a los ladrones", afirmó Menghini. 

Además, destacaron el haber llegado "a un nuevo aniversario con los responsables penales presos" y señalaron que nunca les "temblará nunca la voz" para seguir reclamando justicia.

"La sangre que bañó estos rieles no será olvidada, ni negociada", concluyeron.