"#BuenSabado para todos!", lanzó Jorge Rial a las 8:08 de la mañana en su cuenta de Twitter, cuando la muerte de Natacha Jaitt era un dato ya divulgado en todos los medios de comunicación.

El saludo del chimentero generó fuertes respuestas y quejas entre sus seguidores en redes sociales, quienes le recriminaron por la ironía del saludo en medio de una tragedia como la ocurrida, y cuando todavía se investigaban las causas del hecho.

Por su parte, Mercedes Ninci, quien había mantenido un fuerte altercado con Jaitt en un almuerzo de Mirtha Legrand y que había continuado la pelea a través de las redes, no tuvo mejor idea que escupir ante Crónica TV que lo lamentaba "por su familia, no por ella".

"Trabajaba de extorsionadora. La contrataba gente que quería datos de otras personas. Ella tenía que seducir a esa persona y luego apretarla. No es lo mismo una chica de la calle común que se acuesta con un empresario y le dice 'dame tanta guita si no hablo con tu familia' que esta mujer que tenía una llegada increíble a los medios. Generaba un rating impresionante", resaltó. "Había publicado mi teléfono en Twitter y le había dicho a sus seguidores que me atacaran", apuntó también.

"Ella constantemente arengaba a sus seguidores de Twitter para que me atacaran. Tuve cientos de amenazas de muerte. La denuncié y después me cerraron Twitter. Fui muy perjudicada por esta mujer porque hablaba mal de mí en todos los medios", recordó.

Asimismo, se metió en la causa que seguía Jaitt por violación contra dos hombres conocidos de ella. "En realidad no la violaron. Ella lo había llamado a Pablo y le había dicho que quería ir a su casa. Luego cae Maximiliano y ella dice que la drogan y violan. El juez los iba a sobreseer. El examen toxicológico daba cuenta de consumo de cocaína y clonazepam", disparó.