Mundo

Los desguaces, un sector clave en la gestión y el transporte residuos

Los desguaces de Madrid juegan un papel clave en el ciclo medioambiental por su compromiso con el reciclaje y la recuperación de residuos. 

El reciclaje y la valorización de residuos se han convertido en una necesidad medioambiental. La limitación de los recursos existentes y la contaminación generada por la no valorización de los materiales ha impulsado la constitución de empresas especializadas en el reciclaje para llevar a cabo todo el proceso de recepción, selección, clasificación y valorización. Entre esas empresas, se destacan las chatarrerías en Madrid, que aplican todos sus procesos a la compra de chatarra o limpiezas industriales, entre otros servicios.

La recuperación de la chatarra juega un lugar esencial en el medioambiente debido a la gran cantidad de materiales generados en las diferentes actividades económicas. En concreto, el origen de las chatarras y metales puede producirse en lugares muy diferentes, pudiéndose recuperar todos los materiales metálicos excepto los radiactivos.

Entre los sectores donde pueden originarse estos materiales de chatarra se encuentra el montaje de estructuras metálicas, almacenes de hierro nuevo, cerrajerías, en el sector de la construcción y la industria, la publicidad exterior, y la electricidad y electrónica, entre otros. Un origen muy variado, que al año genera millones de toneladas de chatarra que pueden ser recuperadas para alargar la vida de esos materiales, incidiendo lo menos posible en el medioambiente.

Con el envío de estos materiales de sobrantes a una empresa de valorización y reutilización de materiales, como pueden ser los desguaces autorizados, los agentes implicados en esa cadena permiten que la sociedad cuente con más recursos naturales, minimizando la extracción de los mismos, y reducir la problemática que existe en los vertederos que están saturados.

Sin embargo, no todas las empresas están capacitadas, ni cuentan con la regulación necesaria para ofrecer este servicio tan especializado. Al respecto, la normativa se ha adaptado durante los últimos años para evitar la existencia de casos de empresas que ofrecen estos servicios sin estar reguladas. Por ello, según explican desde la empresa Arcediano Recuperaciones, “es importante concienciar a la sociedad y a todos los agentes implicados en la importancia que tiene, tanto desde el punto de vista medioambiental como legal, trabajar con empresas que cumplan con la legislación vigente”.

Entre estas empresas se encuentra, precisamente, Arcediano Recuperaciones, un referente de las chatarrerías en Madrid, que es Gestor de Residuos Autorizado y Transportista de Residuos Autorizado por la Comunidad de Madrid, y que ofrece a sus clientes la tranquilidad de que todo el proceso de recuperación de sus residuos se va a realizar cumpliendo la más estricta legalidad.

“Los que generan chatarra tienen que tener claro que es fundamental trabajar con una empresa de reciclaje y valorización de residuos autorizada para poder trabajar dentro de la legalidad, con tranquilidad y con confianza”, explican desde esta empresa, al tiempo que puntualizan en que “quienes trabajan con empresas que no están autorizadas para realizar estos servicios pueden ser sancionados, ya que ellos son responsables de los residuos que han generado y de lo que se hace con ellos”.

Al respecto y según la normativa vigente, las sanciones pueden ir desde los 600 euros, en infracciones muy leves, hasta el millón de euros para las infracciones muy graves. Además, existen situaciones más complejas, que se dan cuando se produce un delito medioambiental como contaminar un acuífero, en cuyo caso la ley contempla, incluso, penas de cárcel.

Entre los trabajos de chatarra en Madrid realizados por estas empresas especializadas se encuentran servicios como la carga de estructuras, la carga de maquinaria agrícola para desguace o la carga de vehículos para chatarra. Asimismo, también estarían incluidos trabajos de desguace de aviones, el desmantelamiento de caldera o talleres que cuentan con una importante cantidad de materiales metálicos, para lo cual es obligatorio llevar a una planta de reciclaje autorizada.

El sector de la construcción: origen clave de estos materiales

La construcción de infraestructuras y edificaciones de nueva planta, así como la demolición de inmuebles e, incluso, pequeñas obras de reforma de viviendas y locales generan residuos que deben ser gestionados.

La gestión de los residuos de la construcción y demolición está regulada tanto por normativa europea como estatal y autonómica. Según sus especificaciones, establece las obligaciones que deben cumplir los agentes intervinientes en el proceso de reciclaje y valorización de los residuos procedentes de esta actividad, como son el productor de residuos (promotor), el poseedor de residuos (constructor) y el gestor de residuos.

Por ello, quien se enmarque en una de las situaciones descriptas debe acudir a centros autorizados que, como Arcediano Recuperaciones, apuestan por el aprovechamiento de una gestión integral de residuos y cuentan con la última tecnología para desarrollar esos trabajos con éxito.
 

Seguinos