A fines del año pasado, la ciudad de San Pedro fue escenario de dos femicidios: Natalia Duarte y Mariela Figueroa. 
 
En el crimen de Mariela resultó herido su hijo, quien concurría a la Escuela N° 11. Esto suscitó un debate sobre la violencia de género y los micromachismos en la comunidad educativa, en el marco de las jornadas ESI. 
 

 
Allí conocieron a Alexa, una patinadora y activista trans que venía movilizando a toda la comunidad LGTBI de San Pedro. El resultado de este cruce de caminos es el libro para chiques, con prólogo de Susy Shock que editó Chirimbote, junto a la agencia Presentes.
 
"¿Quién soy? Soy aquel niño, soy aquella niña que, jugando a ser, lejos de esa jaula que atrapa y lastima, solo intenta jugar. Sí, JUGAR con mayúsculas: jugar a que papá y mamá, papá papá, o mamá mamá, cualquiera sea la fórmula, aprendan a escucharme, a leerme, a sostenerme, y lejos de imitar al cazador acechoso, me acompañen a la selva infinita que, por arte de magia, y señalada por una vara, me pierda en la inmensa libertad. Jugué con el balde y la pala, jugué con la cocinita y también con la muñeca", dice Alexa.
 

 
"En mi puñado de anhelos existe uno gigante y hasta diría mi favorito: deseo verles corriendo, entremezclades de colores, verles felices, con raspones y cicatrices, verles en lo alto, y en lo bajo, pero sostenides, lejos del mandato, y abrazades a cada rato", señala la primera patinadora trans de Argentina.
 
Prólogo de Susy Shock - Cantante y artista travesti
 
"Nuestra vida como cuento de Crianzas, sin ficciones, replicada por ellxs, lxs que vienen, lxs que ya están, construyendo con sus amorosas alas, las nuevas acciones, a donde nuestras historias también se sumen a esas otras rondas, amorosas rondas, necesarias rondas, abrazadoras rondas. A eso vinimos finalmente, a ser parte pero, de otro nuevo mundo, a donde podamos hacer y ser, pero lejos de la violencia conocida, del peligro acechado, de la soledad anunciada, a eso venimos, a ser texto y sentido, a ser sujetas de saberes y no solo a ser estudiadas y criminalizadas por ser lo distinto, a eso venimos, al abrazo colectivo y todas las que ya no están y todas las que aún esperan... ¡Lo celebran! ¡Y cómo! Querida Alexa...".
 

 
Esta es una historia llena de abrazos porque a Susy Shock, la protagonista, la abrazaron desde pequeña en sus múltiples formas de sentir y de pensar.
 
"Ella se define como travesti o, mejor dicho, como “trava”. ¿Y qué significa eso? Que eligió ser como siente. Susy nos cuenta su vida y verás qué feliz se siente y qué segura de sí misma. Nuestra Antiprincesa Colibrí nos habla de todas las posibilidades de ser y de soñar. También se repasan las historias de otras colibrís: Lohana Berkins, Diana Sacayán, Marlene Wayar y su amiguita Luana".