La Policía investiga el femicidio de una mujer cuyo cuerpo fue encontrado calcinado y con signos de ahorcamiento en las afueras de la localidad bonaerense de Lobos, a unos 200 kilómetros al sudoeste de la Capital Federal.

El hallazgo de produjo este miércoles por la mañana en la calle 232, entre Güemes y Levene, y por el momento la víctima, que se estima tendría unos 45 años, no había sido identificada. Según el sitio local lnfolobos, el cuerpo se encontraba boca arriba, vestido y con su ropa interior.

El cadáver fue hallado en unos pastizales situados entre la vereda y la calle, en un barrio de casaquintas, en las afueras del casco urbano y a los investigadores les llama la atención el escaso esfuerzo por mantenerlo escondido. Además, como no había rastros de incendio creen que no habría sido quemada en el lugar, sino que su cuerpo habría sido arrojado allí. 

Las pericias determinaron que la muerte se habría producido 12 horas antes del hallazgo del cadáver, o sea en la noche del martes. 

Las sospechas apuntan a que la mujer no sería de Lobos, ya que hasta el momento no se había recibido ningún tipo de denuncias sobre desaparición de personas en la zona. No obstante, una de las especulaciones es que si bien la mujer podría ser oriunda de otra zona, posiblemente arribó a esa localidad con algún propósito, circunstancia en la que habría sido asesinada.

El cuerpo de la mujer fue trasladado a la ciudad de La Plata para que se le realice autopsia, con el fin de determinar la mecánica del hecho y hallar pistas sobre el autor o los autores del femicidio.