Hospital Eva Perón, de Tucumán (foto gentileza: La Gaceta)
Hospital Eva Perón, de Tucumán (foto gentileza: La Gaceta)

Luego de haber estado diez días internada y en el marco de una tragedia social que tiene nombres y apellidos (empezando por el gobernador Juan Manzur), falleció la beba que nació tras la cesárea a la que fue forzada una nena de 11 años, quien había sido violada por la pareja de su abuela.

"La Dirección Médica del Hospital Eva Perón hace saber que ha fallecido hoy a las 15.30, la paciente de sexo femenino nacida el pasado 26 de febrero de 2019, con 25 semanas de gestación y 660 gramos de peso", informaron con la frialdad técnica del caso las autoridades del hospital, a su vez también responsables de la situación.

Desde el centro asistencial, según publicó el diario local La Gaceta, resaltaron que a pesar de los cuidados brindados desde su nacimiento, la recién nacida sufrió una complicación respiratoria grave que produjo su deceso.

El caso generó repercusión nacional, luego de que la víctima de violación solicitara una Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en la semana 16 de gestación. Pese al ruego de la menor, las autoridades del Ministerio de Salud provincial, con la venia del gobernador Manzur, demoraron a propósito la práctica hasta la semana 23.