Foto telam
Foto telam

 

Según un informe elaborado por el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), la inflación mensual de los asalariados registrados ascendió al 4% en febrero, acelerándose notablemente respecto al mes anterior. De este modo, la inflación acumulada en los dos meses de lo que va del año ha sido de 6,8%. A su vez, en febrero de 2019, los precios fueron 51,6% más altos que hace un año atrás.

Acerca de la evolución del poder adquisitivo, para el IET, “entre noviembre de 2015 y febrero de 2019, el salario real cayó 15,2%. En los informes previos, el IET aseveró que “el salario real parecía haber encontrado un piso a finales de 2018”. Sin embargo, la aceleración inflacionaria de los primeros meses de 2019 echa por tierra con tal conjetura: según detalla el informe, “en febrero el salario real tocó su mínimo en la era Cambiemos y el valor más bajo en nueve años”.

Por último, los datos de empleo continúan presentando valores negativos. Los últimos datos oficiales disponibles (diciembre de 2018, elaboración propia en base a SIPA y proyecciones demográficas del Banco Mundial), muestran que desde marzo de 2018, la cantidad de asalariados en blanco en las empresas se desplomó 2,1%, lo que equivale a 131.000 empleos de calidad menos en tan solo nueve meses. Si comparamos contra noviembre de 2015, se destruyeron 102.000 empleos formales en el sector privado, siendo el sector industrial el gran expulsor de mano de obra (123.000 empleos menos).

Al presentar el documento del IET, Nicolás Trotta, Rector de la UMET, declaró: “El dato no es sólo que la inflación de este mes marcó un 4%, sino que la variación interanual trepó, por primera vez desde 1991, por encima del 50%. El poder adquisitivo se encuentra en su peor momento en nueve años. En febrero de este año el poder adquisitivo de los asalariados formales fue 15,2% menor al de noviembre de 2015, y un 11,5% inferior al de febrero de 2018”.

En tanto, Hugo Yasky, Secretario General de la CTA, advirtió que “la Argentina está endeudada hasta el 77% de su PBI, y los argentinos estamos el fondo del cráter”. “En octubre tenemos una cita con la historia, pero eso requiere la unidad del movimiento sindical, y el movimiento sindical tiene que estar presente en la construcción de las listas de ese frente”, propuso.