Jorge Curatella:  "Germaine Derbecq era muy peronista"
Jorge Curatella: "Germaine Derbecq era muy peronista"

La ola de exposiciones de "mujeres del arte argentino ignoradas" durante esta temporada cambia el panorama de museos y galerías; ahora se sumó a la movida la muestra en galeria Calvaresi (San Telmo) de las pinturas Germaine Derbecq.

La artista francesa, casi desconocida para el gran público, se destacó como crítica cultural en el periódico Le Quotidien, y cofundó la revista Artinf en los 70. Como curadora trabajó en la galería Lirolay, de la muestra "14 Pintores de la Nueva Generación", exhibiendo obras de Alberto Greco, Silvia Torras, Felipe Noé, Olga López, Kenneth Kemble, entre otros.

En 1973, su hijo descubrió en el taller de su padre las obras quer ahora se exponen en la muestra “Germaine Derbecq. Frenéticamente decidida a ir hacia delante”.

Jorge Curatella, en diálogo con Infonews, aclaró que a su madre le gustaba "el primer Peronismo", aunque se encargó de aclarar que era descendiente de "una familia burguesa de clase media alta".

Al explicar que "Germaine Derbecq era muy peronista", recordó que la Argentina de los años 50 "era un paraíso". Respecto si su madre era feminista, señaló: "Era abierta a todo".

Derbecq nació en París en 1989, donde estudió con Maurice Denis, Paul Sérusier, André Lhote y Juan Gris, y siguió cursos en la Académie Julian (1917), la Académie Ranson (1918) y la Académie Lhote (1920). En 1922 se casó con el escultor argentino Pablo Curatella Manes. Entre 1960 y 1963 fue la primera directora de la galería Lirolay,

El curador de de la muestra, Federico Baeza, explicó que la artista, que no se la exhibía desde 1987, "desafíaba el status quo" y  "era disruptiva de los roles femeninos" de su epóca. Después de esta exposición de las obras de años 20 y 30, la próxima presentará las de las dos décadas que le suceden.

Guido Calvaresi, director de la galería, recuerda que este 2019 eligieron abrir con Derbecq porque la francesa "es una artista fuerte" y que el año pasado también lo hicieron con una mujer, Magda Frank. 

Por su parte, el anticuario Carlos Calvaresi, al comentar el impacto de esta primera exposición que abre la temporada 2019, resalta las grandes expectativas económicas: "Vienen muchos nuevos compradores, especialmente rusos".