Ronnie Lessa (izquierda) y Elcio Vieira de Queiroz (derecha)
Ronnie Lessa (izquierda) y Elcio Vieira de Queiroz (derecha)

 

Dos expolicías de Brasil fueron detenidos bajo sospecha de haber sido los autores materiales del asesinato de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco, quien fue muerta a balazos el 14 de marzo de 2018 en pleno centro de la ciudad.

Los investigadores del caso arrestaron a dos antiguos oficiales de la Policía Militar de Brasil, Ronnie Lessa y Elcio Vieira de Queiroz.

En un comunicado oficial, las autoridades señalaron que Lessa abrió fuego contra la dirigente y activista de izquierda desde un auto. En tanto, Vieira de Queiroz conducía el vehículo desde el que se efectuaron los disparos.

Los aliados de Mariella Franco vienen afirmando desde un primer momento que sospechan de las fuerzas de seguridad por el crimen, el cual se llevó a cabo como una de las tristemente célebres ejecuciones que las fuerzas parapoliciales realizaban durante las dictaduras que asolaron a América Latina.

En el documento de imputación, los procuradores dijeron que el asesinato fue planeado durante varios meses y afirmaron que el homicidio sí fue motivado por el trabajo legislativo de Franco.

“Es innegable que Marielle Francisco da Silva fue sumariamente ejecutada por razón de sus actividades política y la defensa de sus causas”, escribieron los procuradores, de acuerdo a lo publicado por el diario O Globo. “La barbarie perpetrada la noche del 14 de marzo de 2018 fue un golpe al Estado democrático de derecho”, apuntaron.

En tanto, un hecho que sigue tensando la situación política en Brasil respecto de este crimen es que el hombre sospechado de haber sido el autor intelectual del crimen, Adriano Magalhães de la Nóbrega, sigue prófugo de la Justicia luego de que se pidiera su detención por los hechos.

Magalhães de la Nóbrega no es un sospechoso más, ni siquiera un delincuente de poca monta; es nada menos que amigo de Flavio Bolsonaro, hijo del presidente de Brasil y exjefe de la madre y la esposa del prófugo capitán del Ejército. 

El hijo de Bolsonaro había defendido en plena campaña la actitud de dos candidatos del PSL, partido que llevó a su padre a la presidencia, quienes destruyeron un cartel en homenaje a la concejala asesinada por unos sicarios. "Lo único que hicieron fue restaurar el orden", afirmó en aquella oportunidad el ultraderechista.

Al respecto, quien fue pareja de Marielle Franco, Mónica Benicio, declaró que "de todas las preguntas, la de quién ordenó el crimen es la más importante”.