Un "problema linfático" afecta la salud de Florencia Kirchner
Un "problema linfático" afecta la salud de Florencia Kirchner
Florencia Kirchner, hija de la senadora Cristina Kirchner padece un "problema linfático" que hizo empeorar su cuadro clínico.
 
Según fuentes consultadas por Página/12 descartaron que se trate de una "anorexia", sino que los primeros síntomas fueron detectados a fin del año pasado en Cuba, donde le indicaron un tratamiento que comenzó a realizar posteriormente en Buenos Aires. 
 
En un segundo viaje a Cuba, realizado a fines de febrero, para hacer un curso intensivo de guión de cine, el estado de salud de Florencia se deterioró, por lo que por lo que no pudo regresar a Argentina.
 
"Todo esto empeoró porque está somatizando un estrés formidable", dijeron las fuentes a Página 12.
 
"El estrés no es sólo por la causa penal sino por la persecución mediática. Ella tiene un perfil recontra bajo, lo último que le importa en su vida es la política... tiene guardias en la casa, la buscan para fotografiar a la hija, es una vida imposible", consignó el mencionado diario.
 
Se denunció además que "hubo un tremendo operativo, donde estuvo América a la cabeza, vendiendo que en cualquier momento ordenaban la detención de Florencia. Esa situación la terminó de trastornar".