D
D'Alessio se reunió con el líder de Los Monos y le ofreció beneficios si comprometía a Lifschitz
El falso abogado y supuesto espía detenido por la Justicia, Marcelo D'Alessio, ingresó de incógnito al Centro de Justicia Penal de Rosario, donde era enjuiciado el clan Cantero, para reunirse frente a frente con Ramón Machuca, alias el Monchi, jefe de Los Monos.
 
Según publicó La Política Online de Rosario, D'Alessio le habría propuesto utilizar sus contactos para aliviarlo procesalmente a cambio de que a través de una cámara oculta involucrara al gobierno socialista conducido por Miguel Lifschitz.
 
D'Alessio se presentó ante el cabecilla de la banda narco como "la mano derecha de Macri en el tema del narcotráfico" y trató de armar una operación para perjudicar al oficialismo provincial.
 
Previamente se había contactado con Lorena Verdún, la viuda de Pájaro Cantero, que la semana pasada la fotografiaron junto a Antonio Bonfatti durante los festejos del carnaval, una imagen que se viralizó rápidamente y que el socialismo denunció como una "vil maniobra de desprestigio".
 
La información fue revelada por el periodista Agustín Lago, por Radio Dos y confirmada a LPO por fuentes del Ministerio de Seguridad provincial, quienes explicaron que se había colado al custodiado edificio junto a una de las abogadas de Monchi argumentando que pertenecía al equipo profesional.
 
 Agustín Lago publicó en su cuenta de Twitter que "Marcelo D'alessio, procesado en la causa contra Stornelli, se comunicó con una persona de Los Monos el año pasado. Buscaba a través de este nexo un encuentro con un integrante para llevarle "una propuesta". Se presentó como "mano derecha de Macri en el tema narcotráfico".
 
Según el magistrado Alejo Ramos Padilla, en su reciente exposición en Diputados, aseguró que en una carpeta titulada "Narcotráfico Rosario" que obtuvo tras el allanamiento del departamento del falso abogado "se habla que para llevar adelante esas acciones se utilizaron cámaras ocultas con uno de los principales actores locales" en relación a la banda Los Monos.
 
Describe que la actividad en el terreno incluía "detecciones de filtración de inteligencia, detalles migratorios, detalles de celdas, filmaciones aéreas y capturas fotográficas" y recuerda que el imputado "no es un agente o funcionario público" como para desplegar semejantes recursos.