"De una forma u otra nos niegan, nos silencian, no hemos sido invitadas a ningún acto oficial siendo que somos veteranas reconocidas por el Congreso de la Nación", la que habla es Alicia Reynoso, enfermera y veterana de la Guerra de Malvinas. Con 24 años viajó a un territorio en conflicto para atender a los soldados heridos y ponerse a disposición de lo que hiciera falta. "Fuimos psicólogas, madres, hermanas", recordó.

"Las veteranas de Malvinas volveríamos a servir una y mil veces si fuera necesario", afirmó en diálogo con Maldita Suerte por FM La Patriada, a pesar del dolor del ovido y de la violencia de sentir de que su tarea nunca fue bien reconocida por el Estado y por la sociedad.

"Es una tarea que llevará su tiempo. Culturalmente la guerra siempre fue hecha por hombres pero en toda guerra hubo mujeres. Éramos muy jóvenes. No es posible que se nos olvide o invisibilice, como algo que no existió", expresó.

"Obviamente que no estábamos en el campo de batalla ni en la primera línea, porque no es la función de la enfermera. Estábamos en la línea que correspondía estar, dándole además de la atención física al soldado herido, atención psicológica. Lo conteníamos, éramos un poco madres, un poco hermanas, un poco todo, porque ellos llegaban del infierno que es una guerra", describió Alicia.

Reynoso contó el trayecto y la lucha que debieron dar las veteranas para ser reconocidas. "Hasta el 2010 no me dejaban participar de ningún desfile como veterana. Pareciera que las mujeres debemos demostrar mil veces que fuimos veteranas de Malvinas, lo vamos a seguir haciendo".

"El olvido es violencia, duele que nos nieguen. Hay una deuda de honor, una deuda del olvido, una deuda de la sociedad y, sobre todo, de nuestros camaradas. No buscamos ninguna pensión ni nada por el estilo, nuestra lucha es por el honor que nos niegan", explicó.

"Nuestra esencia es la semilla de Malvinas que quedará en todos los jóvenes, serán ellos los que levantarán la llama de las Islas cuando ya no estemos", concluyó.