Cuatro claves para hacer una buena puesta a punto de tu computadora
Cuatro claves para hacer una buena puesta a punto de tu computadora

Habrás probado con centenares de sistemas operativos diferentes, buscado formas de actualizar, instalado y desinstalado numerosas aplicaciones y, sobre todo, utilizado una gran cantidad de horas tu PC. Sea como fuere, tu equipo ya no rinde como antes, y sabes que pasa algo raro, porque sus prestaciones son más que suficientes para mover cualquier programa con total fluidez.


Con los ordenadores ocurre como con los automóviles, necesitan seguir un mantenimiento rutinario para comprobar que todo está en orden y, además, asegurarte de que siguen funcionando como deberían. Es algo que el que tiene experiencia sabe, pero que no todo el mundo conoce, llevando al descontento en numerosas ocasiones.


Pero aquí estamos para dar algunas de las claves esenciales para hacer que el equipo mantenga siempre el mejor de sus rendimientos, para que funcione casi como el primer día en el que lo compraste. Como podrás comprobar, son una serie de tareas bastante sencillas, son cuatro claves que te ayudarán a realizar una buena puesta a punto a tu ordenador.


¿Cómo mantener tu ordenador al máximo rendimiento?

Solo necesitas conocer cuatro procedimientos para saber cómo mantener tu ordenador al máximo rendimiento. Presta atención a continuación y podrás comprobar lo fácil que es llevar a cabo cualquiera de estas tareas.


Formateo


Aunque lo pongamos en primera posición, realmente es el último método que debes llevar a cabo, sobre todo cuando veas que los errores ya son demasiados y el equipo va fatal. Hacer algo tan simple como formatear windows 10 o cualquier otro sistema operativo puede ser la clave esencial para conseguir esa fluidez que anhelas. De hecho, lo más habitual es que siempre consiga hacer que todo tu ordenador vuelva a ir a las mil maravillas, aunque implique perder todos los datos del disco duro o los discos duros a formatear.


Es imperativo que hagas copias de seguridad antes de proceder, como también que tengas un dispositivo de almacenamiento con un instalador para el sistema operativo que quieras usar. Tendrás que instalar un SO cuando acabes, ya que todo quedará completamente vacío y, por tanto, más ligero.


Actualizaciones de drivers


Las actualizaciones de drivers son mucho más necesarias de lo que se suele pensar. Todos los componentes esenciales del PC, como la tarjeta gráfica, tarjeta de red, tarjeta de sonido y otras tantas partes, requieren de unos controladores, también conocidos como drivers, que van recibiendo nuevas versiones con el paso del tiempo.


Estas revisiones suelen incorporar nuevas funciones, mejorar la compatibilidad a la hora de ejecutar distintas aplicaciones o, incluso, optimizar el funcionamiento de estas piezas para que consigan mejores resultados. Debes echar un vistazo de vez en cuando a las webs de los fabricantes para comprobar si hay alguna actualización pendiente, aunque en la actualidad es frecuente que haya un sistema automatizado que notifique en el caso de que haya novedades.


Limpieza de basura


Cada vez que navegamos, que ejecutamos una aplicación o que hacemos cualquier cosa en el ordenador, se generan una serie de archivos “basura” que se acumulan y acumulan hasta el punto de ocupar gran parte del espacio disponible en discos duros. Algunos programas borran todo esto una vez se cierran, pero otros no lo hacen, provocando que cada vez haya menos espacio y, por tanto, el ordenador trabaje con mayor lentitud.


Existen diferentes aplicaciones que se encargan de detectar estos residuos y eliminarlos por completo, incluso otras que hacen lo mismo en el registro de datos del equipo, otro que suele verse afectado por las instalaciones y desinstalaciones de programas. Úsalos frecuentemente para acabar con gigas y gigas de basura.


Defragmentación de disco duro


Cuando abrimos una foto, vemos un vídeo, abrimos un programa, actualizamos o desinstalamos algo, cada vez que utilizamos nuestro ordenador, estamos haciendo que los discos duros trabajen y que los archivos se muevan de un lugar a otro. Esto provoca que los sectores en los que se clasifica la información almacenada en ellos esté cada vez más desordenada y, por lo tanto, al ordenador le sea más complicado llegar a ella.


En estos casos, la defragmentación del disco duro se encarga de detectar todos esos sectores y recolocarlo todo para que quede completamente ordenador. Agiliza muchísimo al equipo y es algo que suele encontrarse dentro de las herramientas de Windows, aunque siempre puedes recurrir a soluciones de terceros.


Conociendo todos estos procedimientos y recurriendo a ellos cuando corresponda, podrás hacer que tu ordenador se mantenga siempre en plenas facultades y, así, seguirás disfrutando de todo lo que es capaz de hacer cuando está a pleno rendimiento. Como decíamos, son tareas bastante sencillas a la hora de ejecutarlas, aunque es cierto que algunas, como el formateo, pueden estar acompañadas de otras labores algo más complejas o, al menos, largas.