Foto Revista Citrica.
Foto Revista Citrica.

Las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron la aparición de una nueva nieta recuperada por la asociación de Derechos Humanos. La conferencia de prensa se llevó a cabo en la sede de Virrey Cevallos 592.

"Convocamos a una conferencia de prensa hoy, a las 17.30 horas, en la sede de Abuelas (Virrey Cevallos 592, 1°2) para anunciar el feliz encuentro de la nieta #129 , estarán presentes su papá y hermano #Identidad #Familia #Libertad", habían expresado en Twitter como previa al acto.

"Esta vez se trata de una nieta cuyo papá sobrevivió a la dictadura, y tiene hermanos. Ellos estarán en la conferencia para contar detalles sobre la mamá de y la búsqueda que hoy concluye", informaron.

"Después de 42 años de búsqueda, este hallazgo es difícil de expresarlo", dijo Carlos Alberto Solsona, en el contexto del hallazgo y restitución de la hija que tuvo con Norma Síntora y que le fue robada durante la dictadura 76/83, según consignó Revista Cítrica.

"Empecé con esta búsqueda siendo un treintañero y este proceso llevó 40 años", aseguró Carlos, y agregó que "nadie tiene idea de las miles de noches que pasé esperando este momento". En la conferencia de prensa se encuentran presentes, además de su papá, Carlos, su hermano Marcos y su tío José.

“Las numeramos para darnos fuerza con el número que va aumentando”, dijo por su parte Estela de Carloto. "Podrá abrazar a su padre luego de 42 años", reflexionó. La mujer #Nieta129 vive en España, está casada y tiene dos hijos. Estela sostuvo que no tuvo voluntad de hacerse los análisis en un principio, sin embargo, a posteriori depuso su actitud y se realizó la extracción de sangre para cotejar con el banco genético.

Reflexionó que estima que en "un corto plazo" se encontraría con su familia genética. 

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo agregó que "el tiempo es hoy, ayudemos a reparar las heridas que la dictadura nos dejó". Cabe resaltar que Carlos Solsona todavía no se reencontró con su hija, quien se hizo el análisis de compatibilidad el pasado 3 de abril, cuando arribó a la Argentina, proveniente de la península ibérica.

Norma Síntora fue secuestrada en 1977 en la localidad bonaerense de Moreno, cuando estaba embarazada de ocho meses. Desde ese momento se encuentra desaparecida.

Estela enfatizó en que no es habitual que los nietos recuperados puedan encontrarse con sus padres. La joven tardó varios años en hacerle el análisis de ADN ante lo cual la Justicia intervino en el caso, por una investigación sobre su partida de nacimiento apócrifa, que había sido firmada por un médico de la Policía Federal y que hablaba de un supuesto parto en un domicilio.

Desde Abuelas se contactaron por primera vez con la mujer en 2013, pero tras varios intentos fallidos y la posterior intervención del juez federal Sergio Torres -que envió varios exhortos internacionales-, el análisis se realizó el pasado 3 de abril y confirmó el vínculo.