Blanqueo Laboral: Cobos reconoció que a Sica "no se lo quiso exponer"
Blanqueo Laboral: Cobos reconoció que a Sica "no se lo quiso exponer"

La audiencia para debatir la Ley de Blanqueo Laboral en la Cámara de Senadores fracasó luego de que se levantara el plenario de las comisiones de Trabajo y de Presupuesto y Hacienda ante la ausencia de los representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) que habían sido invitados al encuentro junto con el ministro de la Producción y el Trabajo de la Nación, Dante Sica.

El encuentro, según fuentes parlamentarias, fue postergado para el próximo martes a las 10:30. De hecho, Sica llegó puntual al edificio del Senado y se quedó en las oficinas que el interbloque de Cambiemos tiene en el segundo piso del Palacio del Congreso.

Cuando los legisladores oficialistas supieron por boca del presidente de la Comisión de Trabajo, el peronista Daniel Lovera, que la CGT no iba a participar de la audiencia, decidieron que Sica tampoco hable.

Luego de levantada la reunión plenaria sobre Blanqueo Laboral, el senador Julio Cobos reconoció que "el ministro vino pero no se lo quiso exponer" y remarcó que tanto la presencia de los representantes de la CGT como de Sica "se había acordado" y sentenció: "Nadie se puede hacer el distraído. Esta no era una reunión improvisada".

Según versiones, la CGT decidió no aparecer por el Senado porque el gobierno aún no transfirió los 13 mil millones de pesos de fondos para las obras sociales sindicales que habían sido cedidos a través del Decreto 251/19, publicado ayer en el Boletín Oficial.

El jefe del bloque de senadores peronistas, Miguel Angel Pichetto, aclaró, durante la reunión de Comisión, que existía un "compromiso de empezar a debatir el tema" y rescató "la voluntad del ministro Sica de venir", aunque el funcionario ya se había ido del Senado ante la ausencia de la CGT.

"Era muy importante para nosotros la convocatoria a la conducción de la CGT dado que si este proyecto tiene como finalidad ayudar a que los trabajadores dejen de estar en negro, debemos tener su opinión", advirtió.

Pichetto acotó: "Acá se requiere de una expresión de voluntad. Están diciendo que queremos modificar las reglas del contrato de trabajo y eso es una pavada. Se trata de un fin loable pero los sindicatos deben verter su opinión".