El macrismo jugó fuerte en la campaña entrerriana y cosechó una derrota categórica
El macrismo jugó fuerte en la campaña entrerriana y cosechó una derrota categórica

Entre Ríos le había dado a Cambiemos el mejor resultado hace apenas un año y medio, cuando en las elecciones legislativas de 2017 se alzó con un triunfo con casi el 53% de los votos, logrando 15 puntos de diferencia contra el peronismo.

Tal vez por eso, y luego de tantas derrotas en las elecciones provinciales que se realizaron hasta el momento, el oficialismo nacional creyó que era la hora de comenzar la remontada.

Y allá fueron los dirigentes nacionales para apuntalar la campaña. El presidente Macri visitó la provincia y respaldó explícitamente al candidato a gobiernador, Atilio Benedetti. "Hoy los entrerrianos tienen una alternativa muy buena, sana, que puede ayudar realmente a cambiar la vida de todos los entrerriano", señaló en un spot de campaña.

También la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, grabó un video junto a Benedetti, además de otro con Emanuel Gainza, que le peleaba la interna a Sergio Varisco por la intendencia de Paraná. Ambos fueron derrotados por amplia diferencia.

También visitaron la provincia, grabaron videos o publicaron mensajes de apoyo Rogelio Frigerio, Elisa Carrió, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, entre otros.

Todo fue en vano. Cambiemos no solo perdió, sino que lo hizo por una diferencia que no estaba en los cálculos de nadie, ni del peronista más optimista: casi 25 puntos de diferencia, ya que con el 87% de las mesas escrutadas Gustavo Bordet vencía por 56% a 34% a Benedetti.