Las imágenes conmovieron al mundo. Las llamas se apoderaron de uno de los monumentos históricos más destacados de Francia ante la mirada atónita de turistas y locales.

La catedral de Notre Dame transformó su silueta en una imágen dantesca, mientras centenares de bomberos luchaban por mantenerla en pie. Luego de la tragedia, cómo quedó el interior del lugar. 

La mayor destrucción se refleja en los techos de la nave central construidos en madera que rapidamente fueron consumidos por el fuego al igual que la aguja de Viollet De Duc que se alzaba a 93 metros de altura.

En el interior el accionar de los bomberos logró preservar la paredes en pie, aunque Patrick Chauvet rector de Notre Dame explicó: "Somos optimistas pero los arquitectos llaman a la prudencia".

Así quedó Notre Dame después de las llamas