Macron promete reconstruir Notre Dame en 5 años y varios millonarios lo apoyarían
Macron promete reconstruir Notre Dame en 5 años y varios millonarios lo apoyarían
Luego del incendio que arrasó parte de la catedral de Notre Dame de París, el presidente Emmanuel Macron dijo que desea que sea reconstruida en cinco años.
   
"Reconstruiremos la catedral aún más bella y quiero que esté acabada en cinco años", dijo el jefe de Estado. El tejado, de 850 años de antigüedad, empezó a arder por razones aún desconocidas.
 
El siniestro se prolongó durante más de 12 horas. "El incendio de Notre Dame nos recuerda que nuestra historia no se detiene nunca y que siempre tendremos pruebas que superar", dijo Macron.
   
Del incendio se salvó la Santa Corona de espinas, considerada como que era llevaba por Jesucristo durante su crucifixión. Aunque sí destruyó el entramado del tejado, de madera europea, y su emblemática aguja.
   
Las autoridades aducen que fue un accidente ligado a las obras de restauración que se estaban realizando. Unos quince obreros que trabajaban en la obra están siendo interrogados.
   
A menos de 24 horas después del incendio se habían recaudado más de 800 millones de euros en promesas de donaciones de grandes empresas francesas, como LOréal y Total.
   
El papa Francisco pidió la "movilización de todos" para que Notre Dame vulva a ser "el patrimonio arquitectónico y espiritual de París, de Francia y de la humanidad".
 
Empresas y millonarios prometieron donaciones para reconstruir la catedral. Entre las donaciones está la de la familia de Bernard Arnault, propietario del grupo de productos de lujo LVMH, que prometió 200 millones de euros.
 
Por su parte la familia de François Pinault, propietario del grupo Kering, que comercializa marcas como Gucci o Yves Saint Laurent, anunció 100 millones de euros a través de su compañía de inversiones Artemis.
   
A través del grupo empresario familiar, el gigante francés de la publicidad JCDecaux se comprometió a donar 20 millones de euros. Martin Bouygues, propietario del grupo Bouygues, y su hermano Olivier harán una donación de diez millones de euros.
 
El millonario Marc Ladreit de Lacharrière, de inversiones Fimalac, prometió diez millones de euros.
 
Entre otros donantes aparecen Total, banco Crédit Agricole, el banco BNP Paribas, Crédit Mutuel y CIC, el grupo informático Capgemini, la constructora Vinci, el grupo Michelin, Groupama, y la compañía Air France.
 
El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, anunció que su firma haría un donativo. También la millonaria brasileña Lily Safra, Henry Kravis, cofundador del fondo de inversión estadounidense, la ciudad húngara de Szeged, y el rey de Krindjabo, de Costa de Marfil.