Salud y cooperativismo: proponen una ley de jugos para promover endulzantes naturales
Salud y cooperativismo: proponen una ley de jugos para promover endulzantes naturales
En el reciente informe de Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) sobre las economías regionales el vino presenta un escenario con menos producción y derrumbe de precios en pesos. Frente a este panorama el sector vitivinícola plantea que una Ley de Uso de Jugos Naturales podría contribuir al desarrollo de las economías regionales.
 
“Es una de las herramientas que beneficia el sector de la vitivinicultura y a muchas economías regionales por la diversificación. Y es un beneficio para la salud porque otorga a las bebidas la posibilidad de ser nutridas con pulpa de fruta y no a través de conservantes”, explicó a ANSOL Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro.
 
El proyecto de ley que se presentó por primera vez en 2014 promueve el uso de jugos naturales de frutas en bebidas analcohólicas. Ha tenido tratamiento en comisiones pero no dictamen. “Lo frenó antes el kirchnerismo, ahora lo frena el macrismo”, resaltó Iannizzotto.
 
El subgerente de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi) Nicolás Vicchi dijo a ANSOL: “Debe haber un impuesto alto, que hasta el ‘90 fue del 25 por ciento, para aquellas industrias que no utilicen jugos naturales para endulzar, y cero impuestos para aquellas que sí lo utilicen. Es una forma de diversificar la salida de productos vínicos”.
 
“Ha primado un concepto fiscalista”, resumió sobre el no avance del proyecto Iannizzotto. “Lamentablemente intereses vinculados a sectores poderosos económicos han impedido la salida de esta ley”.
 
Por su parte Vicchi sostuvo que el tema sigue presente en la agenda del sector: “Es un tema que planteamos en todas las reuniones con el gobierno nacional, la necesidad de avanzar en un proyecto que sería muy beneficioso para la industria de jugos, no solo del mosto sino de frutas de otras provincias. Tiene un gran beneficio para la salud por buscar cambiar el jarabe de maíz de alta fructuosa por un producto natural, pero no hemos tenido avances. Estamos en contacto con el gobierno nacional, con legisladores y con gobernadores de las provincias que se verían beneficiados, acá no se perjudica a ningún sector sino que, al contrario, se fomenta más puestos de trabajo y un mercado más diversificado. Hay intereses contrapuestos porque el jarabe de maíz de alta fructuosa tiene un costo menor que el jugo de uva y endulza el doble. Seguimos en etapa de diálogo, esperamos tener el día de mañana una ley sancionada en el congreso”.