El futuro es hoy y algunas de las cosas que vimos en films de ciencia ficción ya forman parte de la vida cotidiana. Los robots comienzan a instalarse como colaboradores de los humanos en algunas tareas. Un resturante de Budapest realiza su servcio de mesas con robots

La firma de tecnológia E-Szoftverfejlesztö creó el “Enjoy Budapest Café”, en el lugar trabajan un total de siete androides que reciben amablemente a los clientes que llegan al local, una vez que los humanos toman los pedidos son ellos quienes llevan la comida hasta las mesas e incluso ofrecen juegos para entretener a los niños mientras esperan.

Silenciosos y con un rodar "firme" llevan el café sin derramar una gota y lo entregan a los clientes, luego los camareros tecnológicos regresan al mostrador para esperar que le entreguen otro pedido. Frente a la preocupación de que la incorporación de robots le quite empleo a los humanos, los responsables aseguran que esto no sucede ya que la presencia de los androides provocó un aumento de clientes y la apertura de nuevos puestos para humanos.