¿Manteca al techo? Ni para untar...63 despidos en Dánica
¿Manteca al techo? Ni para untar...63 despidos en Dánica

En la madrugada del viernes los trabajadores que intentaban cambiar de turno en las plantas de Dánica en Villa Mercedes y Llavallol fueron notificados de sus despidos. 33 en Lavallol y otros 30 en Villa Mercedes, San Luis. La empresa recientemente adquirida por el Grupo Beltrán se deshizo de un 30 % del plantel en cada establecimiento, señala la agencia de noticias ANRed.

El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de San Luis y Río Cuarto, Juan José Domínguez, informó que se enteraron a las cinco de la mañana.

Veníamos negociando porque la planta la compró el grupo Beltrán de Córdoba, hace dos meses. El primer mes empezaron a negociar para bajar los sueldos y para reestructurar la planta, porque aducen que tienen que despedir a 42 trabajadores. Hoy ya echaron a 30”, señaló Domínguez a un medio regional.

Según el gremialista, las negociaciones no pudieron evitar que la empresa avance en dejar personal en la calle. “Desde que compró el grupo Beltrán, lo que ellos quieren hacer es reestructurar porque están acostumbrados a pagar muy por debajo de los convenios que tenemos acá. Lo que están haciendo es la maniobra de un Gobierno (nacional) que permite la flexibilización y amedrentar a los trabajadores para que cobren menos de 20 mil pesos”.

En el comunicado emitido por el SOEIA denuncian que desde el grupo Beltrán “Vienen por el salario aceitero, a romper el Convenio 420/05 y flexibilizar todas las condiciones laborales”. Y que “la patronal rompe de esta forma con una negociación abierta por los salarios adeudados. Nuestra organización gremial presentó junto a los compañeros del Sindicato de San Luis ayer mismo una denuncia por las deudas de la empresa con los pagos salariales en el Ministerio de Trabajo y Producción. Hoy la patronal responde de esta manera.

El agrupamiento Las Bases trabajadores de Dánica publicó: “La empresa despidió de manera arbitraria, ilegal e intempestiva 63 trabajadores de las plantas San Luis y Llavallol. Esto constituye un atropello brutal contra los derechos los trabajadores en su conjunto, ya q esgrimiendo argumentos falaces y una situación de crisis inexistente, intentan justificar la destrucción de los puestos de trabajo con los que día a día cada compañero atiende las necesidades de su familia. ¡No lo podemos permitir! Es un momento trascendental y determinante para cada trabajador donde es necesario imponer nuestra postura y nuestros ideales, defender por encima de todo las fuentes de trabajo, los derechos y la dignidad. Convocamos a todas las fuerzas vivas de la sociedad a manifestarse en contra de la perversidad con que opera el Grupo Beltrán, dueños de Dánica, y repudiar su accionar ilegal”.