foto: archivo
foto: archivo

El dirigente opositor Leopoldo López solicitó este martes asilo en la embajada chilena en Caracas, donde se refugió junto a su familia tras haber dejado sin efecto la prisión domiciliaria que cumplía en su casa.

El líder del partido Voluntad Popular había convocado en la mañana de este martes junto a Juan Guaidó en la base militar de La Carlota a salir a las calles y dar un golpe de Estado contra Nicolás Maduro al que bautizaron "Operación Libertad".

La representación diplomática chilena también tiene refugiados en su edificio a un compañeros del partido de López, Freddy Guevara, y también al dirigente demócrata cristiano Roberto Enriquez.

La cancillería chilena confirmó la información y agregó que la esposa de López, Lilian Tintori, también se encuentra en la residencia junto a una de sus hijas.

López cumplía desde el año 2014 una pena de 13 años y 9 meses de prisión tras haber sido encontrado culpable del delito de rebelión por protestas que motorizó contra el gobierno bolivariano ese mismo año.

En la mañana de este martes, en medio del denominado "Operativo Libertad" de Guaidó, anunció a través de las redes sociales que había "sido liberado por militares a la orden de la Constitución y del presidente Guaidó".

"Todos a movilizarnos. Es hora de conquistar la Libertad. Fuerza y fe", disparó también.

Ya entrada la tarde, López llegó a la residencia chilena junto a seis militares para solicitar protección ante una posible nueva detención.