Plan FMI: el arco opositor rechazó participar en el acuerdo propuesto por Macri
Plan FMI: el arco opositor rechazó participar en el acuerdo propuesto por Macri

El exministro de Economía, Roberto Lavagna, consideró que el acuerdo que propone el Gobierno con la oposición es "marketing" y rechazó participar de la iniciativa.

"Está claro que el Gobierno atraviesa una seria crisis de confianza. No hay que jugar con las expectativas de la gente a partir de la especulación política y los titulares de los diarios", sostuvo Lavagna y evaluó que "consenso es escucha sincera de los que piensan distinto, no marketing".

"El diagnóstico evidente es que el Gobierno fracasó en su política económica, por lo que debe cambiar de receta", advirtió.

El Gobierno inició una negociación con los tres precandidatos presidenciales de Alternativa Federal, Miguel Ángel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa, con el objetivo de acordar una declaración de diez puntos básicos que envíen una "señal" a los mercados antes de las elecciones.

El jefe del bloque de diputados del FpV Agustín Rossi consideró como "muy desprolijo" el acuerdo que el gobierno pretende establecer para enviar una señal a los mercados y vinculó la iniciativa con el Fondo Monetario Internacional.

"Parece más bien un acuerdo para que el FMI lo vea, que para favorecer a los argentinos", señaló y precisó: "Con nosotros no habló absolutamente nadie y ahora nos enteramos por los medios de comunicación. Todo es muy desprolijo si se quiere llevar adelante una política de Estado".

"Es un acuerdo con un sector de la oposición, y no sé si participaron todos los que dicen", añadió en declaraciones formuladas esta mañana a FM La Patriada.

En tanto, el ex jefe de gabinete del kirchnerismo Alberto Fernández consideró que el sector del peronismo que dialoga con el Gobierno en la búsqueda de un acuerdo de gobernabilidad es "genuflexo", y si "aprueban esas cosas que no digan después que son oposición".

Se "propone adherir a su política económica como forma de garantizar la gobernabilidad, pero nosotros somos opositores por culpa de su política económica", dijo el ex funcionario de Néstor y Cristina Kirchner.

"Hay un dato saludable, que es que el Gobierno conoce su debilidad, y en todo caso busca apoyo para tratar de sostenerse hasta diciembre", dijo el dirigente, y afirmó que lo que más le "preocupa es que, en los diez puntos, básicamente lo que propone el Gobierno es que tengan adherida una política económica como forma de garantizar la gobernabilidad".

El diputado del Frente para la Victoria y titular del PJ nacional, José Luis Gioja, aseguró hoy que "el peronismo institucional no recibió" aún ninguna propuesta por parte del Gobierno para acordar políticas públicas, tras sostener que "nunca ha habido diálogo" con el Poder Ejecutivo, además de considerar que "aparentemente no somos parte de esa cofradía que arman cuando necesitan una ley".

Gioja dijo que "hasta ahora no hemos recibido nada de nada", y cuestionó la propuesta del gobierno, al considerar que el Poder Ejecutivo envió la invitación "a una parte del peronismo que ha venido acompañando la tarea de ellos", pero, insistió, "con el peronismo institucional, oficial, no ha habido ningún acercamiento".

"Aparentemente nosotros no somos parte de esa cofradía que arman cuando necesitan una ley y cuando hicieron las cosas que hicieron", advirtió el ex gobernador de San Juan, quien sostuvo que, de ser convocados por el gobierno no sabe "cuál puede ser el efecto, porque saben que pensamos distinto a ellos".

En tanto, en las últimas horas del viernes se sumó al rechazo Sergio Massa, que a comienzos del gobierno de Cambiemos fue un factor central del apoyo del peronismo no kirchnerista a la entonces flamante gestión de Mauricio Macri. "No existe negociación posible si las Pymes, los jubilados y el trabajo no están sobre la mesa", expresó el ex diputado y hoy precandidato presidencial por Alternativa Federal.

LA IZQUIERDA

El legislador del Partido Obrero Gabriel Solano dijo al respecto que "el fracaso casi seguro de estos 10 puntos mostrará los límites de este armado político precario. Dejará sobre la mesa, sin embargo, la posibilidad de una vuelta de tuerca más: que el pacto se transforme en una lista electoral común. Es lo que vienen planteando ya Lousteau y Lavagna, al postular una unidad nacional".

El diputado porteño en un artículo de Prensa Obrera señaló: "Los dos ex ministros de Cristina Kirchner buscan por esa vía condicionar al macrismo y también a la oposición, para formar un gobierno de unidad nacional que garantice el pago de la deuda y reúna la masa crítica que le permita avanzar en el ajuste de fondo que reclama el FMI. Pero los problemas para concretar esta lista de unidad son varios. El primero de ellos es qué pasa con la candidatura de Macri, ya que los promotores del acuerdo reclaman que ceda su lugar en beneficio de Vidal".

Finalizó: "Más allá de los vericuetos de la crisis política, lo que nos importa marcar acá es que los 10 puntos muestran que el programa de fondo de los partidos capitalistas es la postración al FMI y descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores".