Foto: Daniel Jatimliansky.
Foto: Daniel Jatimliansky.

La dirigente Milagro Sala, de la organización Túpac Amaru, fue detenida el 16 de enero de 2016 –un mes después de la asunción de Gerardo Morales como gobernador- tras una protesta realizada en la plaza central de San Salvador de Jujuy. Desde entonces, se sumaron numerosas causas judiciales en su contra, que hoy totalizan 18.

Tras numerosas protestas internacionales, incluidos un llamamiento del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) y un fallo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que solicitaban la liberación de Sala, le fue concedida la prisión domiciliaria, que hoy cumple en su domicilio del barrio Cuyaya, una zona de viviendas de clase media en la capital provincial.

La calentura de ellos es que no agachamos la cabeza. Con todas las cosas que me hicieron, me querían ver destruida y decirles ‘perdónenme’. ¡Perdónenme las pelotas! Porque hemos peleado los derechos para el pueblo. Hemos hecho respetar lo que nos ha dado Perón y Evita, lo que nos ha dado Néstor. Eso es lo que no nos perdonan: que le dimos dignidad a los que menos tienen y les enseñamos a decir que tienen derechos, y a hacer respetar sus derechos”, sostuvo la dirigente en una entrevista exclusiva que concedió a Infonews desde su hogar.

Foto: Daniel Jatimliansky.
Foto: Daniel Jatimliansky.

Hace tres años y medio, Gerardo Morales asumió el gobierno y al poco tiempo llegó su detención, ¿cómo está Jujuy hoy?

Hasta hace un año, muchos compañeros, no solo de la Túpac Amaru, tenían mucho miedo. Hoy el miedo lo han perdido bastante porque ya salen a quejarse de que la plata no alcanza, que no hay trabajo por ningún lado. Me estoy equivocando, hay trabajo pero para la familia de ellos. Eso es Jujuy, donde los que gobiernan comen, la Justicia come y los que menos tienen no comen nada.

¿Qué puede pasar en este año electoral?

No hay oposición. Gerardo Morales armó una red de temor para que la gente no se anime a competir contra él. Va a ganar las elecciones pero no como ganó las elecciones anteriores. Si no gana por las buenas, va a ganar por las malas. No hay una oposición verdadera. El presidente del PJ, que es Rubén Rivarola, trabaja en conjunto con Gerardo Morales. Abrís los diarios de él, que es El Tribuno, y no le hace oposición. La izquierda es lo mismo. La única oposición, cuando puedo hablar en la prensa, es quien te habla.

Dijo que si no gana por las buenas, Morales ganará por las malas, ¿qué significa eso?

Va a hacer fraude. En las últimas elecciones hicieron fraude. Nosotros lo hemos denunciado. Ellos siempre se manejan por el camino de hacer las cosas mal, que los compañeros o los ciudadanos jujeños se sientan intimidados. Es tan fuerte cómo manejan la prensa que… en estos tres años me he matado pensando cómo se hace para salir de esta situación. Cómo se hace para hacerle entender a la gente que este tipo le está mintiendo.

¿Y cómo se sale políticamente?

Militando, trabajando. Gerardo Morales no está gobernando para los que menos tienen. Detesto las mentiras. Prometió trabajo, prometió que no iba a haber cortes de rutas, prometió que los jujeños iban a estar tranquilos. Todo lo que prometió se hizo al revés. Donde toques hay negocios de Gerardo Morales, de los amigos, los empresarios, de (el titular de la empresa Ledesma, Carlos) Blaquier, de (el senador Guillermo) Genefes.

Una de las promesas que sí cumplió fue su detención, ¿existe una ofensiva particular hacia Milagro Sala?

Teniéndome presa él garantiza su gobernabilidad. Lo dijo en varios lugares: que si Milagro Sala está en libertad él no puede gobernar. Y es así. Porque sabe que le vamos a destapar todos los negocios que él tiene y que no lo vamos a dejar en paz para que siga jodiendo al pueblo.

Hoy somos primeros en desnutrición infantil, somos primeros en deserción escolar, somos primeros en desocupación. Jujuy está puntero en el índice de pobreza, siendo que Gerardo Morales en estos tres años pidió cuatro adelantos de coparticipación, pidió a cinco bancos internacionales préstamos. Y no se ve esa plata.

¿Por qué ganó la gobernación Gerardo Morales en 2015?

Porque los que gobernaban no hacían las cosas bien. Nosotros nunca fuimos socios de (el ex gobernador justicialista Eduardo) Fellner porque a nosotros nos dividía el color de piel. Fellner siempre fue socio de Gerardo Morales, fue socio de la derecha.

¿Socio político?

Socio político. ¿Hoy Gerardo Morales quiere encarcelarlo a Fellner? Si toda la vida fueron socios. Quien mantenía a Gerardo Morales en los distintos negocios fue Fellner. Yo nunca fui, ni soñé, ni quiero ser socia de ellos. Porque nuestro objetivo era solucionar el problema del otro, no nos interesaba enriquecernos, no nos interesaba estar bien con el poder. Prefiero estar bien con los compañeros de barrio, con los compañeros del asentamiento, que el día que me esté muriendo me van a pasar un vaso con agua.

Las imágenes de Evita y Túpac Amaru sobresalen en las paredes. En otros sectores hay fotos de Néstor, Cristina, Perón, Hugo Chávez, Evo Morales y Fidel Castro, entre otros. Foto: Daniel Jatimliansky.
Las imágenes de Evita y Túpac Amaru sobresalen en las paredes. En otros sectores hay fotos de Néstor, Cristina, Perón, Hugo Chávez, Evo Morales y Fidel Castro, entre otros. Foto: Daniel Jatimliansky.

La organización

¿Cómo surgió la organización Túpac Amaru?

Nosotros surgimos gracias a De la Rúa, a Gerardo Morales… El monstruo que hoy quieren seguir instalando como bandera política lo crean ellos. Porque después de la década del 90 pasaba lo mismo que ahora pero había un poco menos de rencor. Los compañeros habían quedado en la calle, se habían cerrado empresas, había muchísimos compañeros de la administración pública que también habían quedado en la calle. En el transcurso de esa historia había que comenzar a darle solución a los compañeros y ahí es donde nace la Túpac Amaru. En ese tiempo era secretaria Gremial de (la Asociación de Trabajadores del Estado en Jujuy) ATE.

Renuncié a ATE y comenzamos a crear las copas de leche, un centro comunitario, a ir a las quintas donde había mini productores que no podían vender nada. Si la boleta de luz estaba muy cara hablábamos en la empresa para que ese compañero pudiera tener luz, si veíamos que el transporte estaba muy caro hablábamos con las empresas. Túpac Amaru nace para solucionar las necesidades del otro. Y eso es lo que no nos perdonan.

Cuando la Túpac Amaru comenzó a construir viviendas sobraba mucha plata. Y con la plata que sobraba comenzamos a crear los centros de salud, los polideportivos con pileta, cancha de básquet, de fútbol. Y armábamos los centros de salud dentro de las piletas de natación para que el niño que tuviese problemas lo atendíamos, le dábamos medicamentos gratuitos, anteojos, le hacíamos arreglar los dientes. Lo que criticábamos lo hemos dado vuelta.

¿Cuántas viviendas se hicieron desde la Túpac?

Más de 8.500 viviendas en toda la provincia.

¿Las personas que fueron a vivir ahí de qué manera las pagaron?

Quien te habla nunca entregó una vivienda. Los compañeros con las cooperativas se organizaron y ellos mismos decidían a quién le daban la vivienda. Después, una asistente social iba a los barrios donde vivía la persona que pedía vivienda para ver si realmente la necesitaba. Tal es así que en el barrio no viven únicamente compañeros de la Túpac Amaru: viven policías, gendarmes, maestros, trabajadores de la administración pública, del comercio…

Milagro Sala y su compañero, Raúl Noro. Foto: Daniel Jatimliansky.
Milagro Sala y su compañero, Raúl Noro. Foto: Daniel Jatimliansky.

Como dirigente, ¿se le dificultó más el trabajo por ser mujer?

Desde los 16 años vengo militando en la Juventud Peronista. Me he caracterizado por tener carácter fuerte, me peleaba con medio mundo porque no dejaba que me lleven por delante. Fue muy costoso poderme instalar como dirigente, como gremialista, como mujer y que me respeten. Pero siempre he dado el ejemplo de que no había que bajar los brazos.

Considero que el hombre tiene que caminar al lado de la mujer y la mujer tiene que caminar al lado del hombre, o la mujer y la mujer y el hombre y el hombre para poder construir un hogar, un mundo, una vida diferente a la que estamos viviendo.

¿Por qué existe un avance judicial contra la Túpac Amaru y no contra otras organizaciones?

Jujuy tiene la organización más grande de la Argentina, que es la Túpac Amaru, y a su vez ramificamos en otras provincias. Segundo, porque han usado a Jujuy como laboratorio. Dando ejemplo de que podían encarcelar a una dirigente, Milagro Sala, y destruir la Túpac Amaru, podían arrasar en el resto del país. Y es lo que hicieron.

¿La división entre las organizaciones sociales del campo popular permitió que puedan avanzar con la detención de dirigentes y frenar políticas redistributivas?

Ellos han trabajado y siguen trabajando en la división de las organizaciones sociales, de los partidos políticos, de los sindicatos. El claro ejemplo es la CGT, que hoy no tiene cabeza para hacer un paro nacional cuando el pueblo y los trabajadores están pidiendo un paro nacional urgente por la desocupación, las tarifas que aumentan.

El problema es que algunos dirigentes se han querido salvar o se han salvado cuidando su quintita. Les digo que se equivocan porque no se perjudican los dirigentes, se perjudica la gente. Los dirigentes tienen la heladera llena, los compañeros no.

¿A quién se refiere puntualmente?

En general, a la CGT. Ellos se van de vacaciones, no se calientan porque el pueblo necesita que salgan a la calle y que alguien los defienda. Ellos se mueven de acuerdo al momento en que ellos viven, no al momento de los que realmente necesitan.

¿Cómo se reconstruye una organización política o un frente político que pueda hacer frente a esta situación?

Hay muchísimas organizaciones sociales y muchísimos sindicatos que están trabajando y saliendo a la calle. Habría que unificar todos los sectores para decirle basta a este gobierno de turno. No es fácil reconstruir todo lo que destrozaron ellos. No es fácil pero todos los días hay que hablar, todos los días hay que poner un granito de arena para que se construya la unidad del campo popular.

Es más difícil unificar a los dirigentes que al campo popular. Hoy, el pueblo está pidiendo a gritos a los dirigentes que se unifiquen y que dejen de cuidar su huerta. Muchos dirigentes se olvidan que están ahí porque las bases los pusieron.

Foto: Daniel Jatimliansky.
Foto: Daniel Jatimliansky.

La gobernadora Milagro

La organización Túpac Amaru tuvo contacto directo con la presidencia de la Nación durante los doce años de la gestión kirchnerista. Eso molestaba al poder local y, incluso, generó un clima ríspido con el entonces gobernador local, el justicialista Eduardo Fellner.

Demostré con hechos que el pibe que vive en una villa puede ser un profesional. Y estos tipos dicen: tiene una camioneta y es narcotraficante, o tiene zapatillas Adidas y vende merca. En cambio, los funcionarios de Macri o de Gerardo Morales que tienen una 4x4, dicen que es el esfuerzo de su trabajo. El negro no puede tener una camioneta. Ellos pueden chorear todo lo que quieran y nosotros tenemos que agacharnos”, sostiene.

¿Quiere ser candidata a gobernadora?

Aspiro a ser candidata a gobernadora pero voy a ver si se puede.

¿De qué depende, de la situación judicial?

No, porque no tengo sentencia firme. Tengo que resolver con los compañeros donde pertenezco. Soy muy respetuosa de los compañeros: si ellos me dicen que sí, voy a ser candidata.

¿Cree que es posible ganar la gobernación con su candidatura?

Es difícil porque ellos manejan el poder, manejan la prensa, manejan hasta la Junta Electoral (el Tribunal Electoral de la Provincia de Jujuy). La presidenta de la Junta Electoral es la presidenta del Superior Tribunal (de Justicia), que es radical y es mano derecha de Gerardo Morales, que tiene negocios en Ingenio La Esperanza.

¿Quién tiene que ser el candidato o la candidata de la oposición para la presidencia de la Nación?

Cristina tiene que ser nuestra futura presidenta porque ya tuvo la experiencia de reconstruir nuestra patria y está capacitada. Los demás, que pueden ser buenos pibes, buenos candidatos, buenos compañeros o buena oposición, no tienen la experiencia que tiene Cristina.

¿Cuáles son sus perspectivas en el plano judicial?

No puedo esperar nada de la Justicia, si la Justicia la armó Gerardo Morales en Jujuy. No solo el Superior Tribunal de Justicia, sino también la Oficina Anticorrupción. El espectro judicial lo armó todo para él.

¿Cómo fue el tiempo que usted y su marido, Raúl Noro, estuvieron en prisión?

Nos costó mucho entender por qué estábamos presos si no robamos nada: nuestras obras están puestas en la calle, no solo en San Salvador de Jujuy sino en las otras localidades. Y entender que estás preso por un capricho de la oposición es injusto. Hasta que entendimos que éramos presos políticos y que esto cambia cuando cambie de gobierno.

No la pasamos nada bien. Se enfermó mi marido, quien te habla también me enfermé, mis hijos están enfermos, escuchar que la organización nuestra cada vez la destruían más o robaban las cosas, o cómo tomaron la sede… Son cosas que uno junta y dice: ¿qué más van a hacer? Hay un odio muy visceral de ellos hacia nosotros. No solo estoy presa por Gerardo Morales, estoy presa por Macri, por Blaquier. Y mis compañeros lo mismo. No por un delito real.

Por televisión se transmitieron imágenes de miembros de la organización retirando dinero en efectivo en el Banco Nación. Ese hecho no constituye un delito pero, ¿pueden justificar por qué retiraban dinero en efectivo?

Siempre se retiró así la plata. No solamente la Túpac Amaru, todas las organizaciones sociales lo hacían.

En ese momento, la pareja de Milagro, Raúl Noro, interrumpió la conversación ofuscado: “No pagábamos los sueldos con cheques, y teníamos que pagarles el sueldo a 3.800 compañeros”, señaló. “Tenés que hacer fajito por fajito del dinero. Y esas planillas están en el juzgado y no las quisieron aceptar como prueba. Nos han roto esta casa buscando presuntos fondos y, por supuesto, no han encontrado nada. Han ido a hacer un show con excavadoras en el dique. ¿Para qué? Porque esa semana había elecciones”, detalló.

¿Hay otra forma de gestionar dinero en los barrios que no sea en efectivo?

Noro: En los barrios, ninguna. No va a ir a comprar con cheque un kilo de pan. Tampoco los almacenes de barrio tienen Posnet. Es la normal, la de todos los días, la de los barrios de la Argentina desde Ushuaia hasta La Quiaca.