Caída de las bolsas en todo el mundo: China responde con cautela a Trump
Caída de las bolsas en todo el mundo: China responde con cautela a Trump

China dijo este lunes que planea enviar negociadores a Estados Unidos para mantener conversaciones comerciales pese a la amenaza del presidente Donald Trump de elevarle los aranceles esta semana, algo que hizo caer las bolsas en todo el mundo.

La jugada de Trump redobló la apuesta justo cuando funcionarios de ambas partes se preparan para reunirse el miércoles en Washington en una de las últimas oportunidades para llegar a un acuerdo y evitar una recaída en una guerra comercial abierta.

"El acuerdo comercial con China continúa, pero demasiado lento, al tiempo que ellos intentan renegociar. ¡No!", tuiteó ayer el mandatario estadounidense.

Este lunes el jefe de la Casa Blanca volvió a insistir con la cuestión en Twitter: "Con China perdemos 500.000 millones de dólares. Lo lamento, no vamos a hacerlo más"!.

El mandatario dijo que los aranceles que su país aplica a bienes chinos por 200.000 millones de dólares subirán del 10 al 25% el viernes, y volvió a amenazar con gravar todas las importaciones chinas a Estados Unidos, que suman 539.500 millones de dólares por año.

Estados Unidos ya cobra tarifas del 25% a bienes tecnológicos chinos por 50.000 millones de dólares. 

Pese a los arrebatos de Trump, China eligió responder con tibieza y escuetamente, evitando el contraataque, como en ocasiones previas.

En conferencia de prensa, el vocero de la Cancillería china, Geng Shuan, dijo hoy que el gobierno enviará una delegación a Estados Unidos para seguir con las negociaciones, pero no quiso especificar cuándo ni si estará liderada por el negociador en jefe, Liu He.
Geng destacó que se lograron "progresos" en las 10 rondas de negociaciones mantenidas hasta ahora y que el mundo entero está expectante.

"Todavía esperamos que Estados Unidos pueda trabajar junto a China, hombro con hombro, y que se esmeren por un acuerdo 'win-win', mutuamente beneficioso, sobre la base del respeto mutuo", dijo He, citado por la agencia de noticias estatal china Xinhua.

"Esto está en línea no solo con los intereses de la parte china sino con los intereses de Estados Unidos y la comunidad internacional", agregó.

Las acciones chinas se desplomaron después de los tuits de Trump, y la bolsa de Shangai cayó más de un 5%, su peor jornada en más de tres años.

La bolsa de Hong Kong se hundió un 2,9% y la de Shenzhen un 7,38%.Los principales índices de Europa también cerraron a la baja, incluyendo París, Fráncfort, Milán, Berlín y Madrid.Ambas partes se habían impuesto aranceles por 360.000 millones de dólares desde el año pasado.

Pero Trump y el presidente chino, Xi Jinping, acordaron una tregua en diciembre pasado para abstenerse de una escalada mayor e intentar negociar un acuerdo.

Una delegación estadounidense estuvo en China la semana pasada para conversaciones que el secretario del Tesoro norteamericano, Steven Mnuchin, describió como "productivas".

Trump dice que quiere reducir el enorme déficit comercial de Estados Unidos con China, que en 2018 fue de 378.730 millones de dólares.

Además de una mayor apertura de los mercados chinos a los bienes estadounidenses, también reclama que Beijing abandone su presunta práctica de forzar a las compañías estadounidenses a compartir su tecnología si quieren comercializar sus productos en China.

El mandatario norteamericano, asimismo, pide que China deje de incurrir en robo de propiedad intelectual y de subsidiar a sus empresas estatales.

Por ahora, la Casa Blanca insiste en que la disputa comercial no ha afectado la economía estadounidense, a diferencia de la de China, que el año pasado tuvo su menor crecimiento en casi 20 años.

Pero muchos economistas temen efectos a largo plazo.Hasta ahora, China ha aceptado en las negociaciones comprar más productos estadounidenses, sobre todo de los sectores agrícola y energético.

Uno de los obstáculos mayores para alcanzar un acuerdo sigue siendo el mecanismo o autoridad de aplicación del pacto que se alcance.

El gobierno de Trump dice que China incumplió promesas y compromisos en el pasado, y que esta vez no firmará un acuerdo a menos que incluya garantías de que permitirá a Washington verificar si Beijing cumple su parte.