Bolsonaro y el Ultraderecha Fest: anunció dos polémicas medidas
Bolsonaro y el Ultraderecha Fest: anunció dos polémicas medidas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró este lunes que su Gobierno trabaja para que las capitales de los 27 estados del país tengan al menos un colegio militar.

Lo hizo en el marco de jornadas en las que, además, prometió que en el mediano plazo eliminará los radares que detectan la violación a los máximos de velocidad en las rutas.

"Proponemos, junto al Ministerio de Defensa y el de Educación, un colegio militar en todas las capitales de Brasil", disparó el ultraderechista durante un acto de conmemoración de los 130 años del Colegio Militar de Río de Janeiro.

Brasil cuenta en la actualidad con 13 colegios militares. Si cumple su anuncio, el gobierno deberá crear 16 nuevos institutos.

Las declaraciones del bizarro mandatario llegan apenas unos días después de que el Ministerio de Educación anunciara un recorte del 30 por ciento en el presupuesto destinado a la educación pública federal.

En otro orden, Bolsonaro anunció que cuando venzan los contratos de las empresas que licenciatarias de los radares de velocidad instalados en caminos y rutas brasileñas, los eliminará.

El anuncio generó que un juez federal emitiera una declaración contraria a la declaración y, además, ordenara instalar 8 mil nuevos radares. Sin embargo, el ministro de Infraestructura, Tarcisio de Freitas, se niega a cumplir el fallo.

El dato central fue aportado por el diario Folha de Sao Paulo, que publicó que la familia Bolsonarol tiene acumuladas más de 40 multas por infracciones de tránsito solo en los últimos cinco años. Más de la mitad fueron por exceso de velocidad.