Sociedad

Organizar viajes de estudios a golpe de un clic

Las nuevas tecnologías han facilitado la búsqueda y comparación de ofertas para este tipo de actividades. Nunca había sido tan fácil y seguro organizar un viaje fin de curso.  

Los viajes de estudio pueden llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza para los padres. Especialmente si son ellos quienes deben dedicar tiempo a su organización. ¿Cómo saber si la empresa que se contrata es de fiar? ¿Dónde se quedarán a dormir los chicos? ¿A qué lugares acudirán y qué actividades realizarán una vez allí?

Estas son algunas de las preocupaciones que azotan las mentes de los progenitores que, durante varios días, dejan por completo en manos ajenas a sus hijos. Por suerte para ellos y gracias a las nuevas tecnologías, es más fácil que nunca organizar estas excursiones.

Hace tiempo que las reuniones eternas en torno a pilas de folletos han quedado atrás. Ya no hace falta recorrer agencias de viajes, llamar a hoteles y organizar una por una las diferentes actividades.

Gracias a la aparición de portales especializados en este tipo de actividades para los más jóvenes, cualquier padre o madre puede consultar con rapidez qué opciones tiene a su disposición; con información detallada acerca de los alojamientos, el transporte y las actividades que hay disponibles y, lo que es más importante, el precio de cada uno de ellos.

Estas empresas dedicadas específicamente a las excursiones fin de curso cuentan con herramientas de búsqueda que permiten especificar el destino deseado, las fechas y el número de estudiantes, profesores o tutores encargados. También es posible realizar una búsqueda por presupuesto (precio por persona), si lo que se desea es barajar las opciones disponibles antes de escoger un destino. Incluso se pueden elegir las actividades programadas una por una y contratar servicios extra, entre los que se incluyen, por supuesto, el seguro de viaje.

Más información también implica mayor tranquilidad

Si hay algo para lo que Internet es realmente útil es para obtener mucha información de forma rápida. Y tratándose de los hijos, ¿quién no quiere estar lo más informado posible acerca de las actividades que van a realizar y de los lugares en los que van a pasar varios días?

Gracias a las nuevas tecnologías, además de poder organizar con mayor facilidad y rapidez las excursiones, se tiene acceso inmediato a las experiencias de otros padres y madres. Esto permite tener a disposición un gran número de opiniones imparciales que ayudarán a conocer mejor el servicio y la empresa que lo oferta antes de contratarlo.

Extras que suman

El viaje y las actividades no son las únicas cosas que se pueden contratar a través de Internet. Los blogs especializados en este tipo de excursiones pueden dar ideas interesantes para que el viaje de estudios sea una experiencia aún más especial y divertida.

Packs de viaje personalizados para los estudiantes, tarjetas y álbumes de recuerdo son algunas de las propuestas que pueden encontrarse con facilidad.

También pueden encargarse papeletas de sorteo o pequeños objetos al por mayor que pueden venderse para financiar el viaje de estudios. Algo que ya se hacía antaño, pero que ahora se ve facilitado tanto por su precio económico como por la gran variedad a disposición del cliente.

Dejar que disfruten

Y es que, finalmente, no se puede negar que este tipo de experiencias les enriquecen y aportan mucho a su desarrollo. Viajar a cualquier edad aporta autonomía, confianza en uno mismo y ayuda a desenvolverse mejor en el plano social. Y esto es de vital importancia a edades tempranas, cuando se está desarrollando la personalidad.

Además es fácil ponerse en su lugar: ¿quién no quería viajar y pasarlo bien a su edad?

Aunque preocuparse un poco es absolutamente normal, hay que pensar que hoy día existe la capacidad de comunicarse inmediatamente con ellos, incluso aunque estén en el extranjero, gracias a los teléfonos inteligentes y apps de mensajería instantánea y videollamada.

Las redes tecnológicas también pueden ser un aliado interesante en estos casos.

Muchos de los hoteles o empresas implicadas en el viaje tendrán perfiles en Facebook o Instagram. A través de ellos se puede consultar qué ofrecen concretamente, qué opinan otros clientes o se puede preguntar directamente las dudas que surjan.

Estas redes también permiten organizar grupos específicos destinados a la organización del viaje y a informar sobre cualquier cosa que suceda de inmediato.

Para bien y para mal, la sociedad está más conectada que nunca. Si se toman las precauciones oportunas y se usan correctamente todas las herramientas que la tecnología pone a disposición, se puede ahorrar mucho tiempo y quebraderos de cabeza. Dejar que disfruten todo lo que quieran, sin sacrificar la seguridad de los chicos, ni la tranquilidad de familiares, nunca había estado tan al alcance como hoy.
 

Noticias de “viajes”
Seguinos