Baño de realidad: Dujovne aceptó que con un 3,4% de inflación "no hay nada que festejar"
Baño de realidad: Dujovne aceptó que con un 3,4% de inflación "no hay nada que festejar"

Lejos de las risotadas e ironías que solía desplegar cuando tomaba whisky en TN junto a Carlos Pagni, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, intentó un paso de sobriedad al referirse a los datos de la economía de la Argentina. "No hay nada para festejar con una inflación del 3,4" por ciento", reconoció el funcionario, quien, sin embargo, estimó que "se va recuperando la tranquilidad" en el país.

"En la medida que uno empieza a alejarse del epicentro de la crisis, se va recuperando la tranquilidad y eso se manifiesta en lo cambiario. La Argentina entró en 2018 a una volatilidad muy grande y salimos con las mismas reglas de juego que entramos. Tuvimos que elevar algunos impuestos a la exportación en medio de la crisis para poder superarla, pero no apelamos a default, a un cepo ni a todos los recursos que se usaron en la Argentina en el pasado", afirmó Dujovne en diálogo con la radio oficialista Mitre.

Sobre la presunta tendencia en las estadísticas aseveró que es importante porque "empezó a bajar luego de tres meses en los que aumentaba el índice".

Asimismo, se encargó de remover las supuestas dudas que genera la intriga electoral de este año, sobre la que dijo que "juega un rol crucial" en los vaivenes financieros del país.

En tanto, disparó una certeza extraña: "Nosotros pensamos que en la medida que pasen los meses, la incertidumbre política puede bajar si la sociedad va manifestando su intención de voto y, como nosotros creemos que va a suceder, Mauricio Macri es elegido el próximo presidente de la Argentina", apuntó, aunque luego agregó: "también puede ocurrir el fenómeno inverso".