En un espiral de pruebas que van apareciendo y cercando cada día más a Patricia Bullrich como parte necesaria de las irregulares operatorias extrajudiciales de Marcelo D´Alessio, este martes apareció un dato que acorrala a la cuestionada ministra de Seguridad. La empresa Movistar confirmó en una carta al juez federal Alejo Ramos Padilla que uno de los teléfonos que tenía agendados el falso abogado como perteneciente a Bullrich, efectivamente está registrado como perteneciente a la funcionaria.

El informe tiene fecha del 9 de mayo pasado y fue enviado al juzgado en respuesta a un oficio remitido por el magistrado como consecuencia de la documentación hallada en los teléfonos y computadoras de D’Alessio.

“Conforme surge de los registros informáticos de mi mandante, le informo que la línea xxx está asignada a Patricia Bullrich, DNI xxx, con domicilio de facutración en Antonio Beruti xxx, CABA, teléfono de contacto xxx, desde 27/01/2017 a la fecha”, sostiene el documento enviado por la empresa de telefonía al juzgado federal de Dolores. 

Ramos Padilla pidió el informe después de comprobar la existencia de comunicaciones entre el teléfono Iphone de D’Alessio y un contacto registrado como “Patricia Bullrich S6”.

Lo insólito del caso es que Bullrich ahora responde no solo con una amenaza de denuncia contra Movistar por haber hecho la revelación, sino que además dejó trascender que el celular en cuestión lo usa su nieto. ¿Habrá mantenido conversaciones con el presunto extorsionador el pequeño heredero de la familia Bullrich?