foto: redes
foto: redes

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, anunció que fueron desplazados de la Policía Bonaerense 12 efectivos como consecuencia de las investigaciones por el apriete policial en San Miguel del Monte que terminó con la vida de cuatro adolescentes y la internación en grave estado de una nena de 13 años.

El funcionario había desafectado ya a tres efectivos, a quienes se suman ahora otros cuatro de alto rango y cinco oficiales. por el hecho ocurrido en la madrugada del último lunes, cuando el coche Fiat 147 en el que viajaban Gonzalo Domínguez (de 14 años), Camila López (13) y Danilo Sansone (13), Aníbal Suárez (22) y Rocío Guagliarello (de 13, única sobreviviente)  se estrelló contra un camión mientras era perseguido por un patrullero de la Bonaerense.

Los separados de la fuerza son el comisario general Marcelo Corbalán; el comisario mayor Óscar Osvaldo Frías, Jefe Departamental San Vicente; el comisario inspector Juan Carlos Sosa y el comisario inspector Mario Ángel Mistreta, Jefe de la Policía Comunal de San Miguel del Monte.

También al oficial subinspector José Alfredo Domínguez; y a Mariano Ibáñez, Cristian Righero, oficiales subayudantes, así como a los oficiales Juan Gutiérrez y Manuel Monreal.

Este jueves habían sido desafectados los dos efectivos que circulaban en el patrullero que participó de la persecución. Se trata del capitán Rubén Alberto García y el oficial de Policía Leonardo Daniel Ecilape, además del titular de la comisaría de San Miguel del Monte, Subcomisario Julio Franco Micucci.

"La Policía está para cuidar. No es una Policía que corra chicos de 20 años en un pueblo donde viven 20 mil habitantes. No tenemos la locura urbana de otros distritos", apuntó Ritondo, quien agregó que "esos ex miembros han manchado el uniforme y el honor de la Policía".