Moria atacó a Romina Manguel

No es la primera vez que la periodista Romina Manguel debe contar cómo fue la situación de acoso que sufrió con un invitado del programa Animales Sueltos, del que es panelista. En las últimas horas, la periodista reiteró, nuevamente sin dar nombres, en el programa Debo decir cómo fueron los hechos que derivaron en que su compañero de programa, Tato Young, la acompañara al salir del canal América para protegerla. 

Mientras relataba lo sucedido quien la interrumpió fue Moria Casán, quien, reiterando su tendencia a defender machistas (lo hizo reiteradas veces con Cacho Castaña, por ejemplo) y acusados de acoso, decidió atacar a la víctima de la situación.

"Esta persona que vos estás hablando (sic) es el presidente del Banco Central, Guido Sandleris", disparó la exvedette. "Eso lo decís vos", apuntó Manguel por su parte.

A esto Casán arremetió con una serie de acusaciones que descolocaron a la periodista. "El acto fallido que quisiste cometer para mi fue una guachada tuya", escupió.

"Uh... a ver... cuando hablamos del maltrato a las mujeres y del machismo de las mujeres me refiero concretamente a casos como este. Donde vos estás contando una situación muy violenta, muy desagradable y muy incómoda....", retrucó Manguel que debió sooprtar los agregados de Moria, quien dijo que "el señor dice que es tu pareja en todos los sitios sociales (sic)". Luego de esto, la exdiva dio a entender el motivo de su agresión: "Vos me criticaste sin conocerme porque yo me había ganado el Martín Fierro... y no te estoy pasando ninguna factura", escupió entre otras afirmaciones vagas.

Lo que en ese contexto impresionó sobre manera fue la reacción del resto de los participantes del programa. Salvo una aclaración inicial del conductor, Luis Novaresio, sobre que conocía a Romina Manguel, todo lo que llegó luego del ataque de Moria fueron chistes y comentarios como "¿por qué no me habré quedado en mi casa?", del filósofo Darío Sztajnszrajber y chistes inentendibles a cargo de Juan Alberto Mateyko, además del silencio del resto de los invitados.