Metalúrgicos piden la quiebra de Tecnoforja y Eitar para convertirlas en cooperativas
Metalúrgicos piden la quiebra de Tecnoforja y Eitar para convertirlas en cooperativas
Los trabajadores de Eitar y Tecnoforja iniciaron los trámites para formar una cooperativa que pueda mantener las fuentes laborales de las dos plantas quilmeñas que producen válvulas de gas.
 
Ubicada en la calle 189 en la ciudad de Bernal Oeste, Eitar operaba desde su inauguración en 1960.
 
Marcelo López, delegado de Eitar, contó a ANSOL: “Veníamos con serios problemas de producción, primero con suspensiones por falta de trabajo, después con suspensiones por falta de material tras la convocatoria de acreedores. El martes de la semana pasada a la tarde-noche los dueños se llevaron todo el material informático de la empresa”.
 
Gracias al contacto territorial con un delegado de Tecnoforja, vieron que el problema se repetía y decidieron tomar la planta. A los dos días, los dueños se contactaron para anunciar que habían pedido la quiebra.
 
Los dueños aseguraron que no habían podido responder a las deudas impositivas debido al desplome de las ventas en los últimos años y al aumento de los servicios de electricidad y gas.
 
Así, se despejó el camino para que, una vez que el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 14 de Lomas de Zamora dé la quiebra, los trabajadores puedan usar la cooperativa en formación para pedir la continuidad laboral y utilizar los créditos por indemnizaciones y deudas para seguir trabajando en el mismo espacio.
 
“Esperamos mantener los 240 puestos de trabajo de las dos plantas”, concluyó López ante la Agencia de Noticias de la Economía Social, Solidaria y Popular.